Lunes, 25.05.2020 - 00:15 h

Bolivia expropia a petrolera anglo-argentina sus acciones en campo de gas

El nuevo gabinete del presidente de Bolivia, Evo Morales, aprobó hoy sus primeros decretos, uno para expropiar a la anglo-argentina Pan American Energy (PAE), socia de la española Repsol, sus acciones en un campo de gas, y el segundo para subir de 6 a 8 horas la jornada laboral del personal sanitario.

La Paz, 24 ene.- El nuevo gabinete del presidente de Bolivia, Evo Morales, aprobó hoy sus primeros decretos, uno para expropiar a la anglo-argentina Pan American Energy (PAE), socia de la española Repsol, sus acciones en un campo de gas, y el segundo para subir de 6 a 8 horas la jornada laboral del personal sanitario.

Al terminar el primer consejo del gabinete nombrado ayer, al comenzar Morales su séptimo año en el poder, el nuevo ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, informó a los medios sobre la aprobación de ambos decretos, que calificó de "importantísimos".

Según Quintana, el primero establece "la recuperación de acciones" de PAE en el bloque Caipipendi, en el sur del país, "con el objetivo de que el Estado se involucre en la extracción de gas".

El bloque Caipipendi, formado por los campos de gas Margarita y Huacaya, está administrado por la española Repsol, que posee un 37,5 % de la concesión, al igual que "British Gas" (BG), mientras que PAE tenía hasta ahora el restante 25 %.

El nuevo ministro de Hidrocarburos, Juan José Sosa, justificó la expropiación porque, según él, la empresa anglo-argentina no ha aportado al desarrollo del bloque lo que prometió junto con las otras dos petroleras hace dos años para incrementar la producción de gas y su exportación a Argentina.

"Por eso se está haciendo una cesión obligatoria. La participación de PAE se la está cediendo obligatoriamente a YPFB Chaco, que es una subsidiaria de (la estatal) Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB)", señaló Sosa.

Agregó que YPFB-Chaco hará una valoración de las inversiones que hizo PAE hasta el momento, para "llegar a una conciliación final".

La petrolera anglo-argentina inició en 2010 un arbitraje internacional ante el Banco Mundial contra el Estado boliviano por la nacionalización de sus acciones en la empresa Chaco un año antes.

El segundo decreto obliga al personal de salud a trabajar ocho y no seis horas diarias, como exigieron sectores leales a Morales en un llamado "encuentro plurinacional" celebrado hace dos semanas en la ciudad central de Cochabamba, al que acudieron solo oficialistas.

Los dirigentes de los colegios médicos rechazan ese cambio con el argumento de que la jornada de seis horas es una medida de "resguardo" de la salud, por la cantidad de pacientes que atiende el personal sanitario y porque, además, fue reconocida y recomendada por organismos internacionales.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING