Domingo, 18.11.2018 - 03:36 h
Ofensiva de los populares por el caso Abengoa

El PP pide que Borrell y el presidente de la CNMV expliquen la multa en el Congreso

El ministro de Exteriores reconoce que no recurrirá la sanción de 30.000 euros para no poner en un serio compromiso a la titular de Economía, Calviño.

El ministro de Exteriores, Josep Borrell
El ministro de Exteriores, Josep Borrell / EFE

El Partido Popular redobla su ofensiva contra el ministro de Exteriores, Josep Borrell. El partido presidido por Pablo Casado va a registrar a lo largo de este miércoles la solicitud de comparecencia del ministro de Exteriores y del presidente de la CNMV, Sebastián Albella, en la comisión de Exteriores y de Economía y Empresa del Congreso de los Diputados, respectivamente, para que ambos expliquen el expediente abierto en su día por el regulador al ministro por hacer uso de "información privilegiada" en la gestión de la cartera de su exmujer mientras era consejero de Abengoa. Dicho expediente ha terminado en una sanción de 30.000 euros

El propio Borrell ha anunciado en la sesión de control al Gobierno de este mismo miércoles que no va a recurrir esta sanción ante el Ministerio de Economía "por responsabilidad política". Presentar un recurso ante el departamento de su compañera del Consejo de Ministros, Nadia Calviño, generaría, en efecto, un serio problema para la también responsable del Ejecutivo de defender los Presupuestos Generales de 2019 ante Bruselas.

Borrell ha admitido en sede parlamentaria que cometió un "error" en la gestión de la cartera de su exmujer en Abengoa, reconociendo que hizo uso de información privilegiada como consejero para vender los títulos de la compañía andaluza en un momento delicado de la compañía. La CNMV lo descubrió e investigó estos movimientos.

Así se ha expresado Borrell, entonando el 'mea culpa': "No he actuado en base a información privilegiada en la gestión de la cartera de valores que me había sido encomendada". Eso sí, para después admitir que la operación "no fue adecuada, por el momento en el que se produjo y por la apariencia de irregularidad que pudo generar". "Fue un error, una falta administrativa, según la legislación española y que no afecta a las condiciones de idoneidad para ejercer mi función ministerial", ha añadido.

El ministro ha recordado que "la resolución de la CNMV no es firme" y que tendría la posibilidad de recurrir la sanción, para lo que estaría dispuesto a acudir ante los tribunales de justicia. Sin embargo, Borrell tiene en cuenta que para llevar el asunto por la vía judicial primero tiene que presentar un recurso en alzada ante el Ministerio de Economía, algo que daría lugar a una "anómala situación". "No me parece políticamente correcto, porque puede ser presentado como un conflicto de intereses", ha asumido, y, fuera cual fuera la resolución, "podría dar lugar a interpretaciones políticamente interesadas".

Desde que La Información publicara la semana pasada la existencia de la investigación de la CNMV a Borrell, las reacciones políticas se han sucedido. El primero en referirse a la misma fue Pablo Casado, en la sesión de control de la semana pasada. Más tarde, el PDeCAT, socio del Gobierno en la moción de censura, exigió la reprobación y la dimisión del ministro de Exteriores.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios