BP apela ante la Justicia el acuerdo sobre compensaciones por el vertido

La petrolera British Petroleum (BP) apelará mañana lunes ante un tribunal federal de Estados Unidos la aplicación de un acuerdo que le supone el desembolso de cientos de miles de millones de dólares en compensaciones por el vertido de crudo en 2010 en el Golfo de México.

Washington, 7 jul.- La petrolera British Petroleum (BP) apelará mañana lunes ante un tribunal federal de Estados Unidos la aplicación de un acuerdo que le supone el desembolso de cientos de miles de millones de dólares en compensaciones por el vertido de crudo en 2010 en el Golfo de México.

Los abogados de BP argumentarán ante el Tribunal Federal de Apelaciones del Quinto Circuito que los términos del acuerdo se han interpretado de manera errónea y que deberían suspenderse los pagos de las indemnizaciones a individuos y negocios perjudicados por el vertido de petróleo.

En 2010 el estallido de la plataforma Deep Water Horizon de la petrolera británica se cobró la vida de 11 trabajadores y produjo un vertido de crudo del pozo de exploración Macondo que, en los meses siguientes, contaminó las aguas del Golfo de México y dañó el medioambiente y la vida silvestre en las costas.

Poco después del siniestro BP aceptó la creación de un fondo dotado con 20.000 millones de dólares para el pago de compensaciones que sería administrado por la Oficina de Reclamaciones de la Costa del Golfo, dirigida por el abogado Kenneth Feinberg.

El año pasado el juez federal Carl Barbier designó al abogado Patrick Juneau para hacerse cargo de la recepción y evaluación de las demandas y el pago de compensaciones.

El acuerdo de indemnizaciones no fija un límite a las compensaciones, pero BP calculó inicialmente que tendría que desembolsar unos 7.800 millones de dólares para los miles de residentes y negocios de la costa afectados.

BP sostiene ahora que Barbier y Juneau han interpretado de manera equivocada los términos del acuerdo y esto ha permitido que miles de negocios obtengan cientos de millones de dólares como compensación por pérdidas ficticias o exageradas.

"El resultado es que miles de reclamantes que no sufrieron pérdidas se presentan con cifras cada vez más grandes, en busca de beneficios escandalosos y burlándose de lo que se pensó como un proceso justo y honesto de solución supervisado por los tribunales", según afirman los abogados de BP en la apelación.

Las indemnizaciones a los negocios, según el acuerdo, se sustentan en una comparación de sus recaudaciones y gastos antes y después del vertido.

BP sostiene que una decisión política anunciada en enero pasado por Juneau permite que los negocios manipulen esas cifras de maneras que conducen a errores en el cálculo de sus pérdidas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING