Viernes, 16.11.2018 - 21:15 h
El Plan Presupuestario del Gobierno crea dudas a la UE

Bruselas acusa a Sánchez de desbordar en 1.000 millones su techo de gasto del 2019

La Comisión ve en riesgo el cumplimiento de los objetivos de reducción de la deuda y el déficit. Economía asegura que está "dentro de los márgenes"

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (d), durante el encuentro con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, hoy en Bruselas. EFE/ Elio Germani
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (d), durante el encuentro con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. EFE/ Elio Germani

La Comisión Europea dejó bien claro en julio lo que esperaba de España para 2019: que el gasto primario (sin contar lo que se lleva el servicio a la deuda) no creciera más del 0,6%, que se abordara una rebaja decidida de la deuda que permitiera un ajuste de la ratio deuda/PIB y que el país se comprometiera a realizar un ajuste estructural del gasto del 0,65% del PIB. Una vez visto el Plan Presupuestario del Gobierno sus expectativas se han visto defraudadas.

Así se lo ha trasladado la Comisión Europea al Gobierno en la esperada carta de evaluación del borrador de plan presupuestario remitido por el Ejecutivo el pasado lunes. Bruselas aprecia inconsistencias con los objetivos marcados para España, especialmente por el lado del gasto donde se ha encontrado, y así se lo dice al Gobierno, con que el gasto público va a crecer en 2019 un 1,7% frente al 0,6% previsto, en euros contantes y sonantes en torno a 1.000 millones de euros más.

Éste será también el principal factor que impedirá a España cumplir con el ajuste estructural del 0,65% marcado desde Bruselas, y que el Gobierno ha dejado en el 0,4%. El Ministerio de Economía se apresuró a matizar que este ajuste se sitúa dentro de los márgenes de flexibilidad previstos en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, pero Bruselas afea a España que no lso haya respetado cuando además se les ha bajado el límite desde el ajuste del 1% inicialmente previsto por las dificultades mostradas por el país para reducir su tasa de paro.

La Comisión Europea no oculta sus dudas sobre la consistencia del plan presupuestario de España, sospecha que falta información relevante sobre el mismo y emplaza al Gobierno a remitir información de complemento el próximo lunes para poder realizar una evaluación más documentada de los planes del Ejecutivo. Esto no es irrelevante, ya que a partir de esa información la Comisión podría exigir a España la adopción de determinadas medidas para garantizar el cumplimiento de los objetivos consensuados en su día con la ministra de Economía, Nadia Calviño.

Ahora en Portada 

Comentarios