Martes, 17.09.2019 - 22:20 h
Contrata a Tragsa para sacar el trabajo adelante

Bruselas aprieta al INE para sacar a la luz la bolsa oculta de 'minijobs' en España

Estadística rastreará 10.000 hogares españoles para aflorar pequeñas ocupaciones: clases particulares, cuidado de niños, 'riders' ocasionales...

Fotografía pasaeadora de perros / EFE
Bruselas quiere que España saque a la luz el número de personas ocupadas en pequeños trabajos / EFE

Jóvenes o no tan jóvenes que dan clases particulares a chicos y chicas de la ESO, licenciados con idiomas que se sacan unos euros haciendo traducciones, paseadores de perros, 'au pairs' no profesionales que ganan un dinero cuidando de los hijos de sus vecinos...el Instituto Nacional de Estadística (INE) acaba de iniciar un rastreo por 10.000 hogares españoles para detectar todas esas pequeñas ocupaciones informales que generan actividad económica, aportan un 'salario de subsistencia' a quién las realiza, pero que en muchas ocasiones pueden no tener reflejo en estadísticas como la Encuesta de Población Activa.

Eso es lo que sospecha la agencia estadística europea, Eurostat, que ha animado al INE a realizar un ejercicio bajo los mismos parámetros que se siguen para elaborar la EPA que con el nombre 'Submódulo de Recuperación de Empleos Precarios' tiene como objetivo "detectar la ocupación de españoles en trabajos de escasa remuneración o duración, que podrían no ser detectados en el cuestionario actual de la EPA", según explica el propio Instituto Nacional de Estadística en un documento.

En principio no tendría por qué ser así. La EPA considera como 'ocupado' a cualquier persona que haya trabajado al menos una hora en la semana en la que le hicieron la entrevista a cambio de una remuneración, sea ésta en forma de salario real o en especie, así que la definición es lo suficientemente amplia para no dejar ninguna actividad de naturaleza laboral fuera de la misma. Sin embargo, Eurostat sospecha que puede haber una bolsa de ocupados que no revelan su condición por el tipo de preguntas que se incluyen en el cuestionario que los técnicos del INE hace a los residentes en España para hacer la EPA. Éstos se corresponden, básicamente, con ocupaciones de baja intensidad, que tal vez no se realizaron por circunstancias durante la semana de la encuesta.

Moncloa ha deslizado en alguna ocasión que la EPA no reflejaba en toda su magnitud la recuperación del empleo en España durante los años de la recuperación y más recientemente CCOO ha cuestionado también la capacidad de la encuesta para detectar nuevos fenómenos de gran relevancia en el mercado de trabajo como los falsos autónomos o la utilización fraudulenta de la figura del cooperativista para ocultar una relación laboral por cuenta ajena.

No es la primera vez que se pone en cuestión la capacidad de la EPA para reflejar de forma fiel la realidad del mercado laboral español. La Encuesta de Población Activa se construye sobre un cuestionario de 115 preguntas de las cuales 48 buscan perfilar las características principales del empleo de los españoles y configuran el 'núcleo duro' de la información que se traslada a la sociedad.

Lo que va a rastrear Estadística son ese tipo de actividades irregulares en el tiempo, que se realizan a demanda y que se desarrollan la mayor parte de las veces en la informalidad. Ahí encajan las antes mencionadas, clases particulares, traducciones, cuidado de niño o cuidado de mascotas, pero también otras actividades incipientes relacionadas con la nueva economía: 'riders', los nuevos rentistas no ocupados que obtienen unos ingresos alquilando habitaciones o viviendas, conductores ocasionales...

Según fuentes del INE, el ejercicio que se desarrollará entre los meses de junio y julio servirá para conocer hasta qué punto la EPA es capaz de detectar estas actividades. Si el cruce entre los datos obtenidos en las encuestas de este submódulo y la EPA son coincidentes no se tomará ninguna determinación. Si no es así Eurostat ordenará una modificación de los cuestionarios que utilizan los técnicos del INE para elaborar la Encuesta de Población Activa con el fin de que incorporen también todas estas actividades presuntamente ocultas a ojos de la estadística.

Estadística se ve obligada a recurrir a Tragsa

El encargo de Eurostat ha desbordado la capacidad del INE. Encargado de la realización de más de 130 operaciones estadísticas según el Plan Nacional de Estadística para el periodo 2017-2020 y con un plantilla que ha perdido el 15% de su volumen desde el año 2011, pasando de 4.500 personas a poco más de 4.000, el instituto español de estadística se ve incapaz de asumir nuevos encargos si no es con la ayuda de externos.

Hace tiempo que el INE encarga a operadores privados la realización de las entrevistas para la elaboración de un puñado de estadísticas, pero también tira de los medios propios, como Tragsatec. Y ésta es la vía que ha escogido para sustanciar el encargo de Eurostat en este submódulo de recuperación de empleos precarios. Durante las próximas semanas, operarios de Tragsatec se encargarán de recabar mediante entrevistas telefónicas la información necesaria para poder remitir la información solicitada por Bruselas en tiempo y forma. Por este trabajo recibirá una gratificación económica de 109.840 euros.

Ahora en Portada 

Comentarios