Apunta a una "suave desaceleración" 

Doble palo de Bruselas: España crecerá menos y pone en duda los Presupuestos

La Comisión rebaja sus previsiones de crecimiento en dos décimas tanto en 2018 como en 2019, hasta el 2,6% y 2,2%, respectivamente.

Pedro Sánchez y Jean Claude Juncker / EFE
Doble palo de Bruselas: España crecerá menos y pone en duda los Presupuestos. / EFE

La Comisión Europea ha rebajado este jueves su proyección de crecimiento para España en dos décimas tanto en 2018 como en 2019, hasta el 2,6% y 2,2%, respectivamente, según las previsiones macroeconómicas de otoño. Al mismo tiempo ha puesto en duda la viabilidad de los Presupuestos Generales que Pedro Sánchez está elaborando en base al plan económico que recibió en octubre.

En cuanto al déficit público, el Ejecutivo comunitario estima que se reducirá este año hasta el 2,7% del PIB y el próximo hasta el 2,1% del PIB, cotas que son una y dos décimas superiores a las recogidas en sus últimas previsiones.

Bruselas señala en su informe que esta previsión de déficit "se basa en una evaluación cautelosa" de las medidas incluidas en el borrador de Presupuestos de 2019 que le remitió España, puesto que existe "incertidumbre" en particular sobre algunas de las nuevas medidas tributarias para aumentar la recaudación (como la tasa Google y el impuesto a las transacciones financieras) y el impacto del aumento del Salario Mínimo Interprofesional elevado a 900 euros mensuales.

Además, el informe recuerda que algunas medidas de gasto no han sido "totalmente ejecutadas" y que la sentencia del Tribunal Supremo sobre la gestión de Aigües Ter Llobregat (ATLL) puede tener un impacto sobre las previsiones del déficit público.

"Suave desaceleración"

"Ahora, en su quinto año de expansión, la economía española ha empezado a mostrar señales de una suave desaceleración en la primera mitad del año", se puede leer en el capítulo dedicado a España, en el que también asegura que el ritmo registrado en el primer semestre se mantendrá estable durante la segunda mitad del año gracias a las medidas incluidas en los PGE de 2018, que apoyarán un consumo privado que, de lo contrario, se moderaría.

Esta desaceleración se explica, según el Ejecutivo comunitario, precisamente por la ralentización del consumo privado. En todo caso, el informe subraya que la "sólida" expansión del empleo y el crecimiento "acelerado" de los salarios "deberían seguir apoyando el aumento de la renta disponible".

La creación de empleo se ralentizará

La Comisión Europea también afirma que la creación de empleo se ralentizará como consecuencia de la desaceleración de la demanda final y por el efecto "amortiguador" del incremento del salario mínimo. Aun así, remarca Bruselas, el desempleo seguirá cayendo para alcanzar en 2020 el 13,4%, el nivel más bajo desde 2008.

El crecimiento de los salarios, por su parte, alcanzará un pico en 2019, también por el impacto de la subida del SMI, para después moderarse. Seguirá creciendo, no obstante, por encima de la inflación en 2020. Este indicador se moderará también a partir de este año, después de haber registrado un crecimiento del 2% en 2017, a pesar del aumento "gradual" de la inflación subyacente, que alcanzará el 1,7% en 2020.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios