Como fuerte, destaca el mercado laboral

Bruselas y el BCE suman la incertidumbre como factor clave de impacto en España

Bruselas y el regulador creen que medidas como la subida del SMI o los nuevos impuestos pueden incidir en la ralentización ya iniciada. 

El BCE mantiene intacta su 'hoja de ruta' y mantiene los tipos de interés en el 0%.
Bruselas y el BCE suman la incertidumbre como factor clave de impacto en España. / L.I.

La Comisión Europea y el Banco Central Europeo (BCE) no terminan de fiarse de la solidez de España en el corto plazo. Cuando todavía se espera en Bruselas que se mande una versión definitiva de los Presupuestos Generales de 2019 que ratifiquen el cumplimiento de los objetivos marcados de deuda y déficit, ambos organismos han reafirmado sus suspicacias. Lo han hecho en esta ocasión incluyendo la incertidumbre sobre el impacto que tendrán algunas medidas anunciadas por el Gobierno, como la subida del salario mínimo hasta los 900 euros, en la lista de riesgos que pueden afectar al crecimiento de la economía española.

"Los riesgos a la baja incluyen un crecimiento global (y de la UE) menor de lo esperado, el proteccionismo y las tensiones comerciales, un precio más elevado del petróleo y los tipos de cambio del euro, la incertidumbre política doméstica y externa, la política monetaria y la incertidumbre sobre el impacto macroeconómico de algunas medidas políticas, como el incremento propuesto del salario mínimo", señalan ambas instituciones europeas y recoge Ep.

Así se desprende del informe elaborado por el Ejecutivo comunitario y el organismo presidido por el italiano Mario Draghi tras la décima misión de supervisión del rescate bancario que tuvo lugar los días 4 y 5 de octubre. En cualquier caso, el informe también remarca que la subida del salario mínimo interprofesional apoyará el incremento de la renta disponible de los españoles, junto con la "sólida" expansión del empleo y el "crecimiento acelerado" del resto de salarios.

El resto de medidas a las que se refieren Bruselas y el BCE son los nuevos impuestos sobre los servicios digitales y las transacciones financieras. En su análisis del borrador presupuestario remitido por el Gobierno, la Comisión Europea ya expresó sus dudas sobre la recaudación que conseguirían ambos gravámenes. El documento también remarca la desaceleración de la economía española, debido principalmente a la ralentización del consumo privado. Así, estima que el crecimiento del PIB se reducirá al 2,2% en 2019 y al 2% un año después.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios