Caixabank prescindirá de unos 3.000 empleados


Caixabank comunicó este lunes a los sindicatos la puesta en marcha de un proceso de reestructuración de la plantilla que afectará a unos 3.000 empleados.
En un comunicado, la entidad indicó que “con el objetivo de adaptarse al entorno actual y mejorar la eficiencia de sus recursos considera necesario llevar a cabo un plan de reestructuración”.
Además, recordó que recientemente se produjo la integración de formado por Banca Cívica y que próximamente se realizará la incorporación de Banco de Valencia.
Por todo ello, la entidad señala que ha abierto un “periodo de diálogo y negociación con los sindicatos, que se podría prolongar hasta finales de abril”.
El objetivo es analizar todas las fórmulas posibles y acordar las mejores medidas para ajustar su plantilla a las necesidades del negocio.
Como en procesos similares, el banco asegura que “mantiene la voluntad negociadora y la disposición al diálogo abierto y continuo con la representación laboral de los trabajadores”

Mostrar comentarios