Calma en las filiales de Iberdrola custodiadas por la policía en Bolivia

  • Las instalaciones de las suministradoras eléctricas Electropaz y Elfeo, dos de las filiales de la española Iberdrola en Bolivia nacionalizadas ayer por el Gobierno de Evo Morales, amanecieron hoy en calma custodiadas por las fuerzas de seguridad del país y sin que se hayan reportado incidentes.

La Paz, 30 dic.- Las instalaciones de las suministradoras eléctricas Electropaz y Elfeo, dos de las filiales de la española Iberdrola en Bolivia nacionalizadas ayer por el Gobierno de Evo Morales, amanecieron hoy en calma custodiadas por las fuerzas de seguridad del país y sin que se hayan reportado incidentes.

Más de 700 policías y militares vigilaron durante toda la noche las dependencias de Electropaz, en La Paz y Elfeo, en Oruro, tanto en zonas urbanas como rurales.

El suministro eléctrico no sufrió cortes ni incidencias destacables desde que ayer el presidente Evo Morales anunciara por sorpresa un decreto de expropiación de las acciones de Iberdrola en estas dos compañías, decisión que ya ha recibido el apoyo de los campesinos.

También fueron nacionalizadas la empresa de servicios Edeser y la gestora de inversiones Compañía Administradora de Empresas, ambas de la española Iberdrola.

Morales, cuyo Ejecutivo ha prometido una "justa remuneración" a Iberdrola, justificó la medida en que las tarifas eléctricas no eran equitativas en las zonas rurales respecto a las urbanas, como tampoco lo era la uniformidad en la calidad del servicio.

Morales ya expropió en mayo pasado las acciones de Red Eléctrica Española (REE) en la Transportadora de Electricidad (TDE) sin que hasta el momento se haya llegado a un acuerdo de compensación económica.

Mostrar comentarios