Viernes, 13.12.2019 - 09:02 h
Destaca la creación de puestos de trabajo 

Calviño desafía a los sindicatos y dice que la indemnización de 20 días "no es baja"

Ha asegurado que no es particularmente baja si se mira al marco europeo y ha sugerido que no es una de las prioridades del Gobierno en el área laboral

Nadia Calviño
Calviño desafía a los sindicatos y dice que la indemnización de 20 días "no es baja". / E.P. 

Si ya despertaba cierta desconfianza entre la izquierda política y en el ala sindical, la ministra de Economía en funciones y potencial vicepresidenta económica del Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos, Nadia Calviño, ha dado este martes un puñado de munición más a sus críticos tras desafiar uno de los postes más firmes del argumentario laboral de las izquierdas: la idea de que la indemnización de 20 días por año trabajado por despido instaurada en la reforma laboral de 2012 es un retroceso de derechos y uno de los aspectos a derogar de esta norma.

Bien al contrario, Calviño ha valorado en una entrevista concedida a Radio 4 de RNE que esa compensación no es particularmente baja si se mira al marco europeo y ha sugerido que no es una de las prioridades del Gobierno en el plano laboral. La política coruñesa aseguró que es cuestionable asegurar que despedir con 20 días sea barato y que si se compara con el panorama existente en la Unión Europea "el dato no es particularmente bajo".

"No podemos analizar un solo elemento sin tener en cuenta todo el conunto", ha sido la ministra de Economía en funciones, que ha destacado que en los últimos años se han creado muchos puestos de trabajo y que la tasa de creación de empleo sigue siendo superior a la de la economía, un escenario que abogó por mantener en la medida de lo posible, según recoge Servimedia. "Eso no lo podemos arriesgar", ha dicho, si bien también ha reiterado que la intención del Gobierno sigue siendo remover los aspectos más lesivos de la reforma laboral.

Calviño se ha mostrado más partidaria de iniciativas que contribuyan a mejorar la calidad del empleo, como afrontar nuevas subidas del Salario Minino Interprofesional o activar cambios normativos que ataquen la endémica dualidad del mercado de trabajo, es decir, la división entre un núcleo de trabajadores fijos ultraprotegidos y unos cinco millones de temporales con salarios bajos y condiciones laborales precarias.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING