Tras la crisis del AJD

Calviño echa un capote a la banca y pide "no demonizar" al sector que va a vigilar

La ministra de Economía trabaja ya en la creación de la autoridad de protección del cliente financiero y otra para prevenir la creación de burbujas.

Nadia Calviño, en la sesión de control al Gobierno / EFE
La ministra Nadia Calviño, en la sesión de control al Gobierno / EFE

Nadia Calviño cree que, aunque es "imprescindible" luchar contra los abusos, no cabe "demonizar" al sector bancario. Así se ha posicionado esta mañana la ministra de Economía en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, en un intento por zanjar la polémica que ha acabado con un decreto del Gobierno que obliga a los bancos a pagar el impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD) en la firma de una hipoteca y con la creación de una autoridad para defender a los consumidores frente a las cláusulas abusivas y controlar que las entidades no trasladan el coste del impuesto a los clientes.

"Es imprescindible luchar contra los abusos y garantizar la aplicación de la normativa, pero no cabe demonizar al sector y atacar a todos los bancos, así como negar la función que prestan canalizando recursos hacia las familias y las empresas", ha aseverado Calviño.

Asimismo, la ministra ha subrayado que la banca es un sector sujeto a regulación, tanto prudencial y de comportamiento, y está bajo supervisión nacional y comunitaria.

En este sentido, Calviño ha rechazado cualquier presión de los bancos, tras ser cuestionada por el poder que el sector tiene, y ha defendido que quien gobierna en este país es el Gobierno y la Cámara.

Al mismo tiempo, ha recordado que el Gobierno está "determinado a reforzar" los mecanismos de protección del sector para que contribuya al crecimiento económico, por lo que trabaja en la creación de una autoridad de protección del cliente financiero y otra macroprudencial para prevenir la creación de burbujas.

También se ha referido a la adopción de la ley de crédito inmobiliario, que espera que esté lista en "fechas próximas", la cual considera que reforzará el resto de elementos de protección.

"Este es un Gobierno que escucha y que quiere garantizar el buen funcionamiento del sector financiero y la defensa de la ciudadanía", ha dicho, añadiendo que lo importante es proteger los intereses generales, de las personas más vulnerables y de la seguridad jurídica del conjunto de la sociedad.

Ahora en Portada 

Comentarios