La tasa al diésel saldrá aunque no haya PGE

Calviño evita hablar de "abusos" en la luz, pero avisa que "lo miraremos todo"

La ministra confirma que se aplicará un impuesto a las transacciones financieras similar al que tienen en Francia "porque funciona muy bien allí". 

Fotografía Nadia Calviño
La ministra de Economía, Nadia Calviño, tiene también los ojos puestos en el recibo de la luz. / EFE

La ministra de Economía, Nadia Calviño, ha confirmado este jueves la cruzada que el Gobierno ha abierto para analizar todos los costes estructurales que disparan al alza el recibo de la luz e intentar hacer algo para evitarlo. La responsable de todo el área económica del Ejecutivo ha advertido que todavía “no me atrevo” a hablar de “abusos en la factura eléctrica, pero vamos a miralo todo”, porque es un sector que ya ha tenido demandas por abusos en otras ocasiones por realizar acciones coordinadas que alteraban el mercado, por ejemplo.

Nadia Calviño ha señalado que un tema a tener en cuenta es que se trata de un sector muy marcado por la evolución de los mercados mayoristas a nivel internacional, dado que España es un país importador neto de energía, y al mismo tiempo, con un mix de producción muy amplio que hace complicado cualquier análisis a realizar al respecto. “No vale ver la evolución del precio en un mes concreto, ni hay soluciones mágicas para problemas complejos, pero la ministra Ribera está en ello y lo vamos a analizar con mucha atención”, confirmó Calviño en los micrófonos de RNE.

Reforma fiscal amplia

La ministra confirmó que el Gobierno prepara una reforma fiscal amplia, para poner la base de un nuevo modelo que sirva para atajar una coyuntura “con menos vientos de cola” y poder seguir cumpliendo con al reducción del déficit que pide la Comisión Europea. Confirmó que la tasa sobre el diésel se va a aplicar, si bien todavía no se sabe si con una ley propia de transición ecológica o dentro de los Presupuestos.

De la misma manera, Calviño confirmó que España tendrá una tasa sobre las transacciones financieras, que se procurará adecuar a lo que en este nuevo tributo han señalado los organismos financieros mundiales y la Comisión Europea. Pero si no es posible hacerlo con tanto consenso a tiempo, se aplicará algo similar (“una copia”) a la que hay en Francia que, tras su reciente visita a París, ha podido comprobar que funciona muy bien y no genera ningún tipo de desplazamiento ni grave perjuicio para las empresas.

La titular de Economía reiteró que todas las energías del Gobierno están puestas ahora en sacar adelante la senda del déficit, a partir de la reforma de la Ley de Estabilidad y pese a los bloqueos de la oposición en el Congreso y el Senado. Pero de forma paralela, el Ejecutivo está preparando sus Presupuestos para el año que viene, para lo que “estamos dispuestos a negociarlo todo con todo el mundo” y, como tercera gran vía de actuación, ampliando el gasto en algunas políticas sociales que consideran que estaban desatendidas.

Ahora en Portada 

Comentarios