Lunes, 16.09.2019 - 17:37 h
Optimismo sobre la economía española

Calviño se resiste a rebajar expectativas y apuesta por un alza del PIB al 2% en 2020

La ministra en funciones admite que ya se detecta una "ligera desaceleración" en el mercado laboral, pero asegura que está "en línea con lo esperado".

NADIA CALVIÑO
 Calviño se resiste a rebajar expectativas y apuesta por un alza del PIB al 2% en 2020 / EFE

El Gobierno se resiste a rebajar sus expectativas sobre el desempeño de la economía española, a pesar de las señales de alerta que llegan desde el entorno más cercano, con las grandes potencias europeas al borde de la recesión, en plena guerra comercial abierta entre EEUU y China y con todas las incertidumbres en torno al Brexit como telón de fondo. La ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, ha asegurado este jueves que España seguirá liderando "el crecimiento económico de la UE" y que todo apunta a que crecerá cerca del 2% en 2020, en línea con la previsión actual del Gobierno del 1,9%.

En la primera edición de los "Desayunos Efeminista", la titular de Economía ha afirmado que todos los organismos sitúan el avance de la economía española para este año entre el 2,2% y el 2,4%, en general por encima de la previsión del Gobierno del 2,2%, una cifra que la ministra ha calificado de "extremadamente prudente".

Sin embargo, no ha querido confirmar si el Gobierno mantiene la intención de revisar al alza la previsión de crecimiento para este año, y ha dicho "que se verá" con los datos disponibles cuando se elabore el borrador del proyecto presupuestario que hay que mandar a Bruselas antes del 15 de octubre.

Calviño ha querido lanzar así un "mensaje claro: la economía española crece a buen ritmo" y en un contexto internacional "particularmente complejo", en el que el crecimiento se va moderando desde las tasas máximas alcanzadas en 2015. No obstante, ha añadido, en la segunda parte del año la economía está marcando tasas notables de crecimiento interanual que superan el 2%.

Respecto al mercado laboral, la ministra ha explicado que los datos de afiliación a la Seguridad Social y de paro registrado muestran una "ligera desaceleración en línea con lo esperado" y manteniendo tasas de creación de empleo por encima del crecimiento económico. La ministra ha puesto en valor que los datos de afiliación se encuentran en máximos y, por primera vez, "sin una burbuja en el sector de la construcción", si bien ha considerado "uno de los principales problemas" que abordar por el Gobierno los 3,3 millones de desempleados.

Entre los riesgos que afronta la economía mundial y la española ha señalado las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, "que ya afecta de manera evidente al comercio mundial, lo que está teniendo también efectos en el sector manufacturero español". A este factor ha sumado las dificultades que atraviesa Argentina, "sumida en difícil proceso de ajuste macroeconómico", la incógnita sobre la magnitud de la desaceleración de la economía China y las dudas en torno al Brexit. "Como Gobierno responsable tenemos que prepararnos para lo peor", ha asegurado respecto a la posibilidad de que el Reino Unido salga de la UE sin acuerdo.

Con este contexto internacional, Calviño ha considerado que "no proceden ni actitudes conformistas de quienes se acomodan para ver venir el ciclo económico, ni tampoco alarmismo estériles ni paralizantes". "Es el momento de abordar una política económica proactiva, progresista y dinamizadora", ha añadido. En este sentido, se ha mostrado de acuerdo con mantener un estímulo monetario significativo, que sea apoyado por otras herramientas como la política fiscal o reformas estructurales que fomenten el crecimiento potencial, en línea con las opiniones expresadas recientemente por el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y la nominada para presidir el BCE, Christine Lagarde.

Ahora en Portada 

Comentarios