Miércoles, 22.05.2019 - 01:34 h
Expectativas de crecimiento en el sector

Así ha cambiado el precio de la vivienda en toda España en los últimos 11 años

Las cifras actuales están todavía un 17% por debajo de los años previos a la crisis, por lo que los expertos rechazan una nueva burbuja.

Vivienda en venta
Así ha cambiado el precio de la vivienda en España en los últimos 11 años. / EP

El precio medio de la vivienda en España continúa subiendo: en el último trimestre de 2018 aumentó un 6.6% respecto a 2017, situándose en 120.954 euros, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística. Pese a que el mercado continúa su crecimiento, si echamos la vista atrás, la cifra actual está aún lejos de los niveles previos a la crisis. En concreto, el dato registrado en el último trimestre es un 17% menor que el de 2007, cuando comienzan las estadísticas del INE y el inicio de la burbuja inmobiliaria.

Los datos registrados en las estadísticas se pueden dividir en dos partes para ver su evolución: desde 2007 a 2014, cuando se anotó el mínimo histórico, y desde 2014 hasta la actualidad, período en el que ha registrado datos al alza. El sector inmobiliario experimentó sus peores años en el primer período. En los años previos a la crisis, el precio de la vivienda subió hasta su máximo histórico en 2007, un dato que precedió a la caída del 37%.

Desde 2014, el sector ha experimentado una lenta recuperación que continúa todavía en la actualidad. Ferran Font, Director de Estudios de Pisos.com, destaca que "hemos hecho la mitad del recorrido, pero no se ha recuperado igual" la situación. Las expectativas es que el sector continúe al alza, "el mercado está en un crecimiento moderado que prevemos que esté en el año próximo", aunque la situación es "heterogénea según qué ubicaciones", señala.

La tendencia al alza del sector hace recordar a la subida en los años previos a la crisis, por lo que muchos auguran una nueva burbuja. Sin embargo, Font explica que "los números durante la burbuja y los datos a día de hoy son muy diferentes, obviamente niegan que pueda haber una burbuja inmobiliaria", aunque el "mercado es cíclico y evidentemente no puede estar subiendo siempre a la misma velocidad".

En los años que precedieron a la crisis, los datos que hacían prever un problema "no eran tanto los precios sino el volumen de construcción o una financiación excesiva de lo que es el mercado", unos datos que como indica Font "están muy controlados ahora". La principal fisura en el mercado actual se da, no tanto por la evolución del precio, sino de los salarios, que afecta en la accesibilidad de la vivienda.

Pese a las expectativas de crecimiento, Ferran Font explica que el sector "sufrirá cierta desaceleración debido sobre todo a la coyuntura económica y a las previsiones macroeconómicas", que afectan no solo a al sector, sino también a la comunidad española en general.

Diferencias por comunidades

La imagen general muestra unos rasgos, que difieren si tenemos en cuenta las diferentes comunidades y, sobre todo, áreas de actividad. Madrid y Cataluña están a la cabeza de la subida del precio de la vivienda, con un incremento del 9,6% y del 8,1%, respectivamente, y, junto a Baleares, se sitúan por encima de la media nacional. Concretamente las capitales presentan grandes diferencias respecto a otras ubicaciones. Eel director de Estudios de Pisos.com señala que "Madrid y Barcelona han sido puntos de lanzas y podrían estar en máximos respectos a 2007".

Frente a esta situación, otras comunidades registran un menor crecimiento. Extremadura y Castilla La Mancha se encuentran a la cola y el precio de la vivienda apenas aumentó un 2,7% y 4,1%, respectivamente. Destacan los casos de las comunidades de Navarra y Aragón, que en los años previos a la crisis lideraban el precio de la vivienda, mientras que en la actualidad apenas se han recuperado en comparación a la media. De hecho, Navarra registró un aumento del 4,0% en el último trimestre de 2018 frente al 6,6% de la media nacional.

El precio de la vivienda también ha evolucionado respecto al tipo. En 2007, y hasta la caída que registró mínimo en 2014, el precio de la vivienda de segunda mano era más caro, hasta un 27%, que la vivienda nueva. La situación se revirtió a partir de 2015, cuando el precio de nuevos hogares superó por primera vez al de segunda mano. En la actualidad, la coste de vivienda nueva está por encima de la de segunda mano, aunque la diferencia ahora apenas llega al 2%.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios