Cameron pierde en los Comunes la votación sobre los presupuestos de la UE

  • El primer ministro británico, David Cameron, perdió hoy la votación parlamentaria sobre el presupuesto de la Unión Europea (UE), al que se han opuesto los laboristas y un significativo grupo de conservadores.

Londres, 31 oct.- El primer ministro británico, David Cameron, perdió hoy la votación parlamentaria sobre el presupuesto de la Unión Europea (UE), al que se han opuesto los laboristas y un significativo grupo de conservadores.

Mientras que el "premier" conservador era partidario de que el presupuesto de la UE para 2014-2020 quede congelado en términos reales (lo que equivale a un aumento al ritmo de la inflación), los "tories" rebeldes y los laboristas pidieron que se reduzca debido a las medidas de austeridad aplicadas en los países europeos.

Finalmente, la Cámara de los Comunes aprobó, por 307 votos a favor y 294 en contra, una moción presentada por un parlamentario conservador, a la que se unió el primer partido de la oposición, que pide al Gobierno una línea de negociación más dura en relación a los presupuestos europeos de los próximos siete años.

La votación, que no es vinculante, puso de manifiesto el carácter rebelde del sector más euroescéptico del partido conservador, al que Cameron no pudo convencer, a pesar de las intensas negociaciones de última hora, de que apoyaran la propuesta de presupuesto defendida por el Gobierno.

Según los medios británicos entre 40 y 50 diputados conservadores se opusieron a la propuesta de Cameron y sus socios liberaldemócratas y votaron a favor de la moción.

La líderes de la UE negocian actualmente su presupuesto para el periodo de 2014 a 2020, una decisión que tiene que ser acordada por sus 27 miembros, y que será abordada durante una cumbre europea el 22 y 23 de noviembre.

Durante el debate previo a la votación de hoy, el líder laborista, Ed Miliband, acusó en el Parlamento al líder "tory" de "debilidad" en Europa y de "tirar la toalla" antes de que comiencen las negociaciones de líderes europeos sobre los fondos comunitarios, mientras Cameron lo tildó de "oportunista".

Sobre el dirigente conservador, Miliband señaló que "es incapaz de convencer a nadie dentro de Europa y ni tan siquiera a sus propios diputados", y lo comparó con la época del exprimer ministro John Mayor.

Por su parte, Cameron admitió que "preferiría" ver un recorte en el presupuesto europeo pero dijo que, "en el peor de los casos", abogará por un aumento al ritmo de la inflación.

El jefe del Ejecutivo aseguró además que en esta materia su Gobierno está adoptando una línea "más dura" que sus predecesores laboristas y aseguró que está "dispuesto a emplear el derecho de veto de no lograr un acuerdo satisfactorio para el Reino Unido".

Bruselas está a favor de que sus próximo presupuesto sea equivalente al 1,03 por ciento de la riqueza nacional bruta de la UE (GNI, en inglés), lo que supone un incremento del 5 por ciento frente al de 2007-2013.

La contribución neta del Reino Unido a la UE en 2011 fue de 9.200 millones de libras (unos 11.408 millones de euros).

Mostrar comentarios