Domingo, 08.12.2019 - 14:08 h
En 2017 no tenía ninguno

Carmena 'tira' de los coches oficiales en el área que combate la contaminación

Aumenta en ocho los vehículos del Consitorio, tres de ellos en Medio Ambiente y Movilidad. Hasta septiembre gastó 420.073 en alquileres.

Sabanés y Carmena
Carmena 'tira' de coches oficiales en el área que combate la contaminación. / EFE

El Ayuntamiento de Madrid, que dirige Manuela Carmena, logró en 2018 reducir la contaminación en la ciudad de Madrid, una buena noticia que, sin embargo, no supone un éxito absoluto, ya que por noveno año consecutivo se superaron los valores legales de dióxido de nitrógeno. La responsable de la política de aire limpio, la delegada del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad, Inés Sabanés, que ha impulsado protocolos anticontaminación y que ha contribuido a cerrar el centro de Madrid para evitar que aumente la polución en la capital, no ha dejado en cambio de lado los vehículos oficiales.

La concejalía de Sabanés, que en 2o17 no contaba con vehículos de representación, aquellos que están destinados para su uso exclusivo por parte de un cargo público concreto, tiene en la actualidad tres de estos coches, aunque no especifica sin son diésel. Este área se convierte así, tras la de Economía y Hacienda, en el departamento del consistorio madrileño con una mayor flota de utilitarios de este tipo, según se puede comprobar en el inventario del Parque Móvil Municipal accesible en el portal de Transparencia del Ayuntamiento de la capital.

En total, el Consistorio dispone a fecha de 30 de septiembre de 2018 de un total de 2.198 vehículos, la mayoría de ellos de carácter operativo -los destinados a la realización de las competencias específicas de las áreas, como recogida de basuras, seguridad, movilidad  o emergencias-. Son ocho más que solo un año antes, y seis de ellos adscritos a la Concejalía de Medio Ambiente y Movilidad. Es decir, lejos de reducir el parque móvil municipal, el ayuntamiento lo ha aumentado y, más si cabe, en el área encargada de combatir la contaminación

La mayor partida de gasto del parque móvil madrileño va destinada al arrendamiento de vehículos y al pago de cuotas, seguros y mantenimiento de estos coches de renting. Así, mientras en 2017 se destinó más de 17 millones de euros a este concepto, en los nueve primeros meses de 2018 el Ayuntamiento gastó algo más de 12 millones.

Asimismo, hasta septiembre de 2018, el Ayuntamiento de Madrid ha desembolsado 1,4 millones en combustibles, aceites y lubricantes para sus vehículos, frente a los 2,4 millones que se destinaron el año anterior. Se puede observar, por tanto, cierto ahorro en este tipo de partidas. Por su parte, al pago de seguros se han destinado más de 600.000 euros en los primeros nueve meses del año, una cifra que contrasta con los algo más de 500.000 de 2017.

Un problema para los vehículos oficiales del ayuntamiento es que cada vez son más viejos y, por tanto, se está incrementando el gasto en reparaciones, mantenimiento y conservación. Así, en 2017 esta partida ascendió a casi 1,7 millones, cifra que va camino de igualarse en 2018. Solo en los primeros nueve meses el consistorio dirigido por Manuela Carmena destinó a este concepto casi 1,3 millones de euros.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING