Martes, 31.03.2020 - 04:59 h
Hasta un triple más caro

Esto es Carnaval de Cádiz... y es serio: 12 días de fiesta con cifras que baten récords

El número de visitantes y contrataciones se superan año tras año y los protagonistas de la fiesta defienden sus ganancias como complemento.

Carnaval de Cádiz
La chirigota 'Los #Cadizfornia', ganadora de su modalidad, durante su actuación en la final de agrupaciones. / Efe

Eso de 'lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas' lo debieron de inventar los gaditanos cuando se habla de Carnaval y, con todos los siglos de historia que tienen como ciudad más antigua de Occidente, seguramente fue hace mucho tiempo. Mala suerte que ahora con las redes sociales, el alcance de las críticas que cantan las agrupaciones del Concurso Oficial de Agrupaciones sea más universal e inmediato que nunca. O buena suerte: porque la globalización suele venir acompañada de dinero, mucho dinero.

"Hay gente que vive del Carnaval, pero porque se conforma con vivir con muy poco. Nadie se hace rico con el Carnaval. Incluso Antonio Martín, el autor con más premios de la historia, vivió de su trabajo en Airbus hasta jubilarse", advierte, derribando algún mito, Antonio Rivas, toda una institución en Cádiz, tras participar en 55 agrupaciones durante 30 años. Ha ganado premios de toda condición, ha sido antifaz de oro (que es la mayor distinción posible en el mundillo) y dios Momo, jurado del concurso y, como se retiró de los escenarios el año pasado, ya puede hablar sin ser sospechoso de partidista en sus opiniones.

También pertenece al Patronato que lleva todas las cuentas y decisiones de la fiesta, un organismo municipal con representantes políticos y culturales y cuyo presupuesto oficial roza los 1,3 millones de euros en los últimos Presupuestos Municipales aprobados (los de 2018, prorrogados en 2019), sin contar con otras derivadas como las relativas al Teatro Falla (con un presupuesto total de 2,6 millones para todo el año, no solo para el mes y medio de coplas) o los gastos de personal de la concejalía de Fiestas y Cultura a la que pertenece este capítulo de gasto. De toda esta ensalada de cifras algo sí queda claro: al menos 800.000 euros de los 1,3 millones se recuperan por venta de entradas en el concurso.

Hablando de recuperar. Onda Cádiz, la televisión de titularidad municipal, desembolsó más de 400.000 euros por ganarle la partida a Canal Sur y hacerse este diciembre con los derechos completos de la retransmisión del Concurso recién terminado. De esa cantidad, el organismo local podrá reingresar al menos la mitad, después de alcanzar un acuerdo con la televisión autonómica para venderle la cotitularidad de los derechos de semifinales y final por 200.000 euros.

Cifras y cifras en una ciudad que solo quiere divertirse. Por mucho que el Carnaval sea algo muy serio, resulta muy complicado medir todo lo que rodea al fenómeno. Por ejemplo, los hasta 400 euros por cabeza que se gasta de media cada uno de los 2.500 participantes del Concurso en disfrazarse y cantar en el Falla (el 'tipo', dicho en gaditano). O las cada vez más costosas escenografías que acompañan las actuaciones y colman de trabajo a las pocas empresas que se dedican a ello, conscientes las formaciones de que el impacto visual cada vez tiene más peso en su aparición ante el público. "Antes solo se trataba de oír", rememora Rivas.

El Carnaval de Cádiz se mueve en los márgenes la mayoría del tiempo. En los del humor y en los económicos. Desde hace ya varios años, hay letras que arremeten contra Hacienda por buscar las cosquillas a las agrupaciones en sus pagos. Pero también la Seguridad Social ha empujado a las formaciones punteras a convertirse en empresas porque de alguna forma hay que proteger a los integrantes de una chirigota o una comparsa si sus actuaciones durante el resto del año se convierten en una "colaboración habitual".

A razón de unos 3.000 euros de media (según otras fuentes del mundillo), una agrupación puede actuar en algún festival de verano, o en fiestas de primavera provinciales o en Sevilla. Depende del caché (que suele darlo haber ganado el Concurso en años anteriores) y de los gastos añadidos de desplazamiento. Aunque esa cantidad hay que repartirla, como mínimo, entre una docena de integrantes de chirigotas o comparsas (los coros suelen tener una vida más corta en sus actuaciones... y costosa, dado su medio centenar de integrantes).

Como rubrica Antonio Rivas cuando se le sugiere la economía que no se ve ni notan las arcas públicas, "estamos hablando de unas cifras que, en el mejor de los casos, son un complemento, no la vía principal de ingresos de nadie". En una ciudad como la gaditana, en una provincia que suele estar entre las que más paro acumula de España, cualquier ingreso es más que bienvenido.

Eso, para el que canta. Para el que quiera mirar y escuchar, ya es otra historia que se encarece año tras año. La guerra televisiva entre Onda Cádiz y Canal Sur de esta edición del Concurso desató una polémica de alcance en la capital gaditana porque podía suponer cierta merma en la "universalidad" de la fiesta. Justo en los mismos días en que la Junta de Andalucía declaraba Bien de Interés Cultural al Carnaval, la cadena regional perdía la batalla por llegar a más público potencial. Sea como sea, Canal Sur tuvo que sacar el talonario porque la fase final del Falla da mucho dinero en publicidad y audiencia en media Andalucía.

Más y más. Como demuestran los datos de turismo. Ya no hay quien duerma en Cádiz. Y no es solo por la fiesta. En la mañana del viernes 21, Horeca, la asociación de alojamientos y restauración local, había estimado ya que la ocupación rozaba el 90% en las 2.700 plazas hoteleras de la capital y de un 87% en el resto de la provincia. De lo que ocurra con las otras 5.000 almohadas en apartamentos turísticos en Cádiz es más difícil hacer una previsión. Para una ciudad con 116.027 habitantes, según la última revisión del INE, el nuevo negocio de los aparamentos turísticos ha tensionado más si cabe una cita ya de por sí multitudinaria en las calles por todo el casco histórico.

A mediados de esta semana apenas quedaba un puñado de opciones a un precio que triplica lo habitual en un fin de semana de invierno. Si dos personas querían pasar el fin de semana en Cádiz y buscaban alojamiento unas horas antes de arrancar oficialmente el Carnaval con la Final del Falla, tenían que gastarse 500 euros por la noche del viernes 21 y la de este sábado 22. Para dentro de dos semanas, el precio baja a apenas 150 euros en los mismos apartamentos o en los hoteles que aún contaban con alguna habitación libre.

Que los precios se eleven tres veces por encima de lo normal es una constante en casi todo lo que se mire en Cádiz estos días. La razón, de nuevo, hay que buscarla en los turistas. La última vez que Horeca dio una cifra de impacto en los comercios y bares fue en 2015, cuando calculó que la fiesta dejaba hasta diez millones de euros en la ciudad por un puñado de días. Ahora, se alojan en Cádiz el doble de personas en esos pocos días.

No hay forma de acotar los datos por semana y ciudad, pero según los números oficiales recabados por el Observatorio Turístico de la Diputación Provincial, en marzo de 2019 se batió el récord de visitantes alojados en hoteles de toda la provincia en un tercer mes del año, casi 175.000. Son unos 15.000 por encima de marzo de 2018, cuando toda la Semana Santa se celebró en ese periodo (y las coplas fueron en febrero). En 2019, el Carnaval al completo cayó en marzo y la Semana Santa no empezó hasta abril, con lo que no hay datos cruzados.

Otro ejemplo de oferta y demanda multuplicada se da con la llamada 'carpa del Carnaval', el recinto donde se condensa la parte más oficial de la programación. Como ha sucedido en los últimos tres años, el Ayuntamiento de Cádiz licitó el contrato "para la explotación de la carpa de baile, espectáculos, restauración y actividades del Carnaval de Cádiz" por 90.000 euros. Hace dos años, se adjudicó por 150.000 euros y el pasado, por unos 190.000. Hace unos días se desveló la cuantía para este 2020: nada menos que 251.000 euros por apenas 12 días de instalación (del 20 de febrero al 2 de marzo).

¿Y el gaditano que no canta ni tiene un pisito? ¿Gana algo con el Carnaval? De nuevo, los datos de contrataciones laborales se entremezclan entre sí. Aun así, se puede acudir a las cifras de los dos marzos de récord turístico en los últimos años: el de 2018, cuando la Semana Santa dominó el mes; y el de 2019, con todo el Carnaval condensado en marzo. Solo en Cádiz capital, y a partir de las cifras proporcionadas por el Servicio Andaluz de Empleo en Cádiz, hace dos años se firmaron 6.344 contratos frente a los 7.426 de hace un año, en ambos casos con nueve de cada diez concentrados en el sector servicios y de los que uno de cada tres fue en hostelería. Como suele ser en Cádiz (y si no, que se lo digan a la Diócesis y sus quejas), Don Carnal le gana a Doña Cuaresma. Por una vez y por unos pocos, pero rentables, días.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING