Caso Yevtushénkov afectará a inversiones en Rusia, dice ministro de Economía

  • La persecución del magnate ruso Vladímir Yevtushénkov, en arresto domiciliario desde el miércoles por blanqueo de dinero, afectará al alicaído clima de inversiones en Rusia, afirmó hoy el ministro ruso de Economía, Alexéi Uliukáyev.

Moscú, 18 sep.- La persecución del magnate ruso Vladímir Yevtushénkov, en arresto domiciliario desde el miércoles por blanqueo de dinero, afectará al alicaído clima de inversiones en Rusia, afirmó hoy el ministro ruso de Economía, Alexéi Uliukáyev.

"Por supuesto, repercutirá en el clima de inversiones", dijo el titular de Economía a la prensa, en alusión a la medida cautelar aplicada al consejero delegado y copropietario del grupo financiero industrial AFK Sistema.

Agregó que "queda claro que la sospecha de que existen ciertos intereses económicos (en el caso) complica las decisiones de los inversores (...), por lo que surgen riesgos adicionales de fuga de capitales y para las inversiones".

Sin embargo, rechazó las cada vez más crecientes comparaciones con el caso de Yukos, la otrora mayor petrolera dirigida por Mijaíl Jodorkovski, considerado el preso político más importante de Rusia y que fue liberado en 2013 tras una década en prisión.

"Cualquier analogía siempre es incorrecta. Cada caso tiene sus particularidades", afirmó.

Mientras, el presidente de la Unión de Empresarios y Productores de Rusia, Alexander Shojin, dijo hoy que su cartera ha firmado una petición al presidente Vladímir Putin para cambiar el arresto domiciliario a Yevtushénkov por otra medida más suave.

El arresto del magnate, uno de los hombres más ricos de Rusia, ha conmocionado los círculos empresariales del país que temen que el caso sea un "ajuste de cuentas" y que abra un camino de represalias contra hombres de negocios en condiciones de empeoramiento de la economía rusa por las sanciones de Occidente.

La AFK Sistema de Yevtushenkov adquirió los activos de la petrolera Bashneft en 2005 y 2009 a las empresas controladas entonces por Ural Rajímov, hijo del antiguo presidente de la república rusa de Bashkiria, Murtazá Rajímov.

En abril pasado, el Comité de Instrucción ruso presentó una acusación formal contra Ural Rajímov por robo y blanqueo de dinero en Bashneft y embargó los activos adquiridos por AFK Sistema.

Según fuentes citadas por medios rusos, el magnate pudo haber tenido un conflicto con Ígor Sechin, presidente de la petrolera Rosneft y estrecho aliado del líder ruso, Vladímir Putin.

Conforme a una de las versiones de lo sucedido, el conflicto tiene que ver con las aspiraciones de Sechin de adquirir la empresa Bashneft, algo que el servicio de prensa de Rosneft niega rotundamente.

Mientras, el empresario ruso Yevgueni Cichvarkin, también perseguido por la justicia rusa y exiliado en Londres, explicó a la emisora Eco de Moscú que la persecución de Yevtushénkov tiene como objetivo abaratar las acciones de AFK Sistema y Bashneft en las bolsas.

En realidad, los títulos de ambos gigantes se desplomaron ayer más del 25 % en la bolsa de Moscú.

La fortuna de Yevtushénkov está estimada por Forbes.com en 6.800 millones de dólares, mientras la edición Forbes Rusia la calcula en 9.000 millones de dólares.

Mostrar comentarios