Catalunya Banc no se aviene a mejorar indemnizaciones ni a retrasar despidos

  • La dirección de Catalunya Banc sigue sin avenirse por el momento a mejorar las indemnizaciones para los afectados por el ERE -un máximo de 2.453 personas- ni tampoco a retrasar el inicio de los despidos, según fuentes sindicales.

Barcelona, 26 ago.- La dirección de Catalunya Banc sigue sin avenirse por el momento a mejorar las indemnizaciones para los afectados por el ERE -un máximo de 2.453 personas- ni tampoco a retrasar el inicio de los despidos, según fuentes sindicales.

Estas fuentes han explicado a Efe que en la reunión que han mantenido hoy ambas partes la dirección se ha limitado a concretar algo más sus planes, pero que apenas ha cedido en sus planteamientos, por lo que los sindicatos ya barajan movilizaciones para principios de septiembre.

Los sindicatos aseguran que la dirección pretende tener cerrado el ajuste de plantilla en la entidad antes de que Catalunya Banc pase a manos de un posible comprador, y que además quiere que la plantilla que se quede en la entidad se recorte el sueldo un 15%.

En la reunión de hoy, la dirección se ha comprometido a que el próximo jueves justificará las razones económicas del ajuste en el banco, que opera con la marca comercial CatalunyaCaixa.

En la última reunión, los cuatro sindicatos de la entidad (SEC, CCOO, UGT y CSICA) habían propuesto modificar el calendario del proceso para que no hubiera despidos ni cierre de oficinas este año, sino que la culminación de todo este proceso se alargara hasta 2015, que todas las medidas partieran de la voluntariedad y que los mayores de 50 años no quedaran blindados del ERE.

La respuesta de la dirección ha sido una negativa al grueso de esos planteamientos, ya que no admite retrasos en los despidos (quiere que se hagan entre este año y el que viene), apenas contempla que haya despidos entre mayores de 50 años -por las penalizaciones económicas que comporta- y solo contempla la voluntariedad en algunos casos.

La dirección ofrece la opción de reducir el número de afectados por el ERE a cambio de reducciones de jornada y sueldo del 50 %, y da la posibilidad de que parte de ese cupo se llene con voluntarios y otra parte con personal decidido a propuesta de la empresa.

Sin embargo, la cúpula de Catalunya Banc no plantea por el momento una rebaja del número de afectados por el ERE, si bien precisa que la cifra final se recortará a medida que vendan filiales o bien sucursales de fuera de Cataluña.

Flexibilidad horaria para la plantilla que se mantenga en la entidad o bien aumentar la movilidad forzosa de 25 a 100 kilómetros son otras de las medidas que la dirección ha puesto sobre la mesa.

En el arranque de la negociación, Catalunya Banc ofreció por despido 20 días por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades -el mínimo legal-, una cantidad que podría ampliarse a 18 mensualidades a cambio de que el resto de la plantilla se rebajara el sueldo.

Dirigentes sindicales consultados por Efe lamentan que en el arranque de la negociación la dirección apenas haya flexibilizado sus planteamientos a pesar de que los despidos en entidades como Bankia se saldaron con mejores condiciones, y confían en que esta "posición extrema" se ablande en las próximas reuniones.

En cualquier caso, reuniones como las de hoy forman parte del período previo a la formalización del ERE en esta entidad nacionalizada, que el FROB quiere vender este otoño.

Mostrar comentarios