Jueves, 19.09.2019 - 16:14 h
Informe de 'iMorosity'

Las causas de estar en una lista de morosos: se dispara el número de jóvenes

El 53% de los ciudadanos que figura en una está en ella por el impago de un préstamo personal. Los menores de 30, los más reincidentes.

Recurso negocios, dinero, calculadora, hacienda, recaudación, IRPF
Estar en una lista de morosos impide pedir préstamos o hipotecas / GESTHA - Archivo.

Una deuda de 50 euros con una compañía de telefonía o un descubierto en la cuenta basta para que una empresa pueda incluir a un ciudadano en una lista de morosos. Aunque la deuda sea muy pequeña, el estar dentro de estos ficheros puede ser un gran problema para el ciudadano sobre todo si planea pedir un préstamo o una hipoteca.

Las entidades, antes de conceder financiación, investigan la situación económica del cliente. Si el solicitante de un préstamo está dentro de alguno de estos ficheros de solvencia patrimonial tendrá menos posibilidades de conseguir el crédito, aunque cuente con altos ingresos. Por ello, es muy importante saber si alguna empresa nos ha metido en una lista de morosos para poder salir de ella. 

El 53% de los ciudadanos que figura en una lista de morosos está en ella por el impago de un préstamo personal. El 40%, por dudas relacionadas con su tarjeta de crédito y el 18% por descubiertos en cuentas. Fuera de las entidades financieras, el 40% de los morosos tienen deudas con compañías de telefonía y el 9% por impagos en las facturas del gas o la electricidad. Dentro de este último segmento, el 50% tiene otras deudas. Estos son algunos de los datos más relevantes del primer informe sobre: ‘Cómo llegan los ciudadanos a las listas de morosos’ realizado por iMorosity. “Como se puede observar, la suma de los porcentajes es mayor del 100%, esto se debe a que muchos de los morosos tienen más de una deuda pendiente”, explica Mario Mazaira García, CEO de iMorosity.

Los menores de 30, los más reincidentes

Si analizamos los datos de morosidad por rangos de edad podemos ver cómo los encuestados por iMorosity que tienen entre 18 y 30 años son los más reincidentes en deudas. De media tienen 3,3 deudas por persona y suponen el 12% del total de morosos.

Dentro de este grupo de ciudadanos, el 36% está en una lista de morosos por una deuda relacionada con un préstamo personal, le siguen las deudas con los minicréditos (21%) y la morosidad con las tarjetas de crédito (21%). Finalizan el listado las empresas de telefonía (13%), la financiación de consumo (6%) y los descubiertos en cuenta corriente (3%).

El porcentaje más elevado de morosidad lo tienen los españoles entre 31 y 40 años. Concretamente suponen el 36% del total. Dentro de los motivos por los que están dentro de los ficheros de morosos destacan las compañías de telefonía (32%), le siguen los préstamos personales (26%), las tarjetas de crédito (15%), los descubiertos en cuenta (15%), los minicréditos (7%) y por último la financiación de consumo con un 5%. La tasa de reincidencia en este grupo de edad está en el 2,3 deudas por persona.

El segundo grupo de edad con más deudas son los encuestados de entre 41 y 50 años. Estos ciudadanos suponen el 34% del total. En este segmento de población, los préstamos personales (40%) son la principal fuente de deudas dentro de las listas de morosos. Le siguen las tarjetas de crédito (38%), las empresas de telefonía (11%), los minicréditos (10%) y con un 1% otros motivos. En este caso el número de deudas por individuo se sitúa en 2,9.

En la franja de edad siguiente (51-60 años) baja considerablemente el número de morosos, ya que según los datos de iMorosity solo suponen el 12%. El número de deudas cae hasta dos por encuestado. En este caso, la financiación del consumo (25%) es la principal causa por la que estas personas se encuentran en una lista de morosos. Le siguen los préstamos personales (20%) y las tarjetas de crédito (20%). Con porcentajes más bajos encontramos los minicréditos (15%), las empresas de gas y electricidad, las empresas de telefónica (5%) y los descubiertos bancarios (5%). 

¿Cómo salir de una lista de morosos?

La entidad financiera, la empresa de telefonía o la del gas: cualquier empresa puede meter a un ciudadano en uno fichero de morosos. Basta tener una deuda superior a 50 euros para que estas compañías actúen de esta manera con el fin de cobrar su deuda. “Las entidades que más usan los ficheros de solvencia para registrar datos de ciudadanos son las entidades financieras. Estas empresas son las que con más insistencia y automatismos utilizan los ficheros”, explica Javier del Palacio Marcos.

Además de ser las que más ciudadanos incluyen en los ficheros de morosos son las que ponen más dificultades para salir de ellas. “El problema radica en que estas empresas pueden demostrar la deuda que reclaman y se han ajustado a la ley para registrar al ciudadano en el fichero de solvencia patrimonial. A esto se une otro problema: algunas de estas empresas están registradas en otro país, algo que suele ocurrir en el caso de minicréditos o cuando la empresa a acudido a una compañía de recobros. Esto impide al ciudadano reclamar sus derechos ante estas prácticas. Hay órganos judiciales competentes a los que acudir si esto es demostrable pero el importe de las cantidades que reclaman individualmente normalmente desaconseja este procedimiento por su elevado coste y escasa agilidad”, apunta el experto financiero.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios