Miércoles, 20.11.2019 - 06:10 h
Denuncia de CSIF

CCOO y UGT avalaron las maniobras de Prosegur y Securitas para no subir el SMI

La Audiencia Nacional determina que aceptaron la supresión de pluses por transporte y vestuario para compensar la subida del salario base. 

Prosegur se hunde un 18% semanal por la crisis en Argentina
CCOO y UGT avalaron las maniobras de Prosegur y Securitas para no subir el SMI. / L.I. 

Los sindicatos CCOO y UGT avalaron la ingeniería salarial de Prosegur y Securitas para bloquear la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a los trabajadores de sus empresas auxiliares. Así lo determina la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional en dos sentencias dictadas el pasado 13 de septiembre que ha puesto sobre la mesa la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF). 

En sendas sentencias, la Audiencia anula los acuerdos que alcanzaron los dos grandes sindicatos, CCOO y UGT, además de USO, con las dos empresas más potentes y solventes del sector de la seguridad para "recortar los convenios colectivos", coincidiendo con la subida del SMI a 900 euros que entró en vigor el 1 de enero de 2019.

Así lo ha denunciado CSIF, que no entiende cómo CCOO y UGT, que precisamente están peleando para que el salario mínimo suba a 1.000 euros y denunciando públicamente las maniobras que utilizan las empresas para no aplicar los incrementos, pudo actuar "en connivencia" con estas compañías al aceptar la supresión de pluses por transporte y vestuario para compensar el alza del 22% que estableció por ley el Gobierno socialista para este año.

El sindicato CSIF, presente en la Mesa de Negociación Nacional de ambos convenios colectivos, impugnó la modificación que ambas compañías suscribieron en junio con los sindicatos CCOO, UGT y USO, así como el sindicato de seguridad privada en el caso de Prosegur, por la que se suprimieron los pluses por transporte y vestuario (42 euros mensuales, que se sumaban a 864 euros de salario base), al entender que "las organizaciones de clase actuaron junto a la empresa contra los intereses de las personas trabajadoras, con una práctica ilegal". 

Consultados por La Información, las grandes organizaciones sindicales rechazan la interpretación que hace CSIF de las sentencias. Justifican que el propio real decreto ley por el que se aprobó la subida del SMI establece que los complementos sí son compensables y absorbibles, que así se pactó también en la negociación colectiva hace una década, con la firma de CSIF, y que existen sentencias que lo avalan, como una reciente del Tribunal Supremo. 

Una "técnica de neutralización"

La Audiencia constata en ambas sentencias que CCOO, UGT y USO acordaron suprimir del convenio los mencionados pluses e integrarlos en el salario base. Una "técnica de neutralización" de incrementos que provoca que el sueldo de los trabajadores no varíe tras la aplicación del SMI a las tablas salariales. Recuerda, además, que la compensación y absorción no es posible legalmente, por cuanto el Estatuto de los Trabajadores contempla únicamente la compensación y absorción entre salarios, al igual que ocurre con el SMI.

En el auto, la Audiencia Nacional estima parcialmente la demanda porque la modificación del convenio colectivo es legal ya que ha sido suscrita por "los representantes de los trabajadores", tal y como ha explicado este jueves el portavoz del CSIF, Pedro Poves. En cambio, anula la aplicación de dicha absorción con efectos retroactivos, de forma que los más de 8.000 trabajadores afectados podrán reclamar la subida del SMI además de los dos pluses durante los cinco primeros meses del año.

Poves ha cifrado en dos millones de euros el ahorro que han tenido estas empresas durante estos cinco meses (la absorción se aplicó con carácter retroactivo a 1 de enero) por lo que ha animado a todos los trabajadores a presentar reclamaciones individuales para percibir la cuantía debida. El portavoz de CSIF también ha recordado que Prosegur y Securitas son "las dos principales empresas de seguridad de este país y tienen las cuentas saneadas" por lo que la aplicación del SMI no supondría pérdidas de competitividad ni afectaría al empleo. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING