Cebrián: la política de zapatero en medios es imitación de la de aznar "y no ha podido ser más destructiva"


El consejero delegado del Grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, aseguró hoy en el Foro de la Nueva Comunicación que la política en medios de comunicación del Gobierno de Zapatero "no ha podido ser más destructiva" para el sector, y ha terminado siendo una "imitación de la de Aznar", cada uno con sus "amigos" pero "con un esquema político parecido".
Durante una conferencia que pronunció en esta tribuna en Madrid organizada por Nueva Economía Fórum, el presidente de "El País" denunció que la etapa de gobierno socialista ha supuesto un "destrozo" para el sector de los medios, "tanto por su intervención en la configuración de un modelo insoportable en lo audiovisual con fines políticos, como por su ausencia en lo que sí debía haber intervenido, que es en ayudar a la reestructuración de un sector en crisis, como se ha hecho con otras industrias".
Para Cebrián, la política en medios que ha desarrollado el PP allí donde ha gobernado "no ha sido muy diferente a la del Gobierno" del PSOE. "Diría más, el presidente Zapatero ha imitado la política de Aznar en medios de comunicación; lo que pasa es que el presidente Aznar tenía unos amigos y Zapatero otros, pero el esquema político ha sido bastante parecido", señaló.
El directivo de Prisa se mostró especialmente crítico con el Ministerio de Industria, al que responsabilizó en gran medida del "caos" y la "destrucción de valor" que ha sufrido el negocio de los medios.
DISPUESTOS AL ACUERDO
Cebrián dijo que por culpa de un modelo audiovisual como el que han promovido los gobiernos de Zapatero, con actuaciones reprobables como, a su juicio, fue la concesión por decreto urgente de un canal en abierto a laSexta, tuvo que llegar la fusión de Telecinco y Cuatro, y ahora probablemente deberán sellarla Antena 3 y laSexta, que ve desde fuera como "una necesidad objetiva para las dos cadenas, tal y como está el sector".
Preguntado por la "guerra del fútbol" con Mediapro, manifestó que "tendremos que ponernos de acuerdo", porque aunque es una empresa "que lleva 14 meses en suspensión de pagos aunque dijeron que era técnica para solo dos meses", la compañía de Jaume Roures es la "detentadora" de los derechos de los clubes y Prisa es la que financia "la mitad de la factura del fútbol en España". "Es mejor un mal acuerdo que un buen pleito, y todo lo que podamos hacer por nuestra parte para llegar a un acuerdo, lo estamos haciendo y lo seguiremos haciendo", comentó.
Sobre el conflicto de las radios con la Liga de Fútbol, consideró injustificada la pretensión de los clubes de cobrar por las retransmisiones de los partidos. Eso no existe en ningún país de Europa, salvo en el Reino Unido, recordó Cebrián, quien opina que la Liga se equivoca además al no ser consciente de la crisis económica y creer que su negocio es "un oasis".
En relación con la situación de Prisa, dijo que todas las actuaciones empresariales adoptadas en los últimos tres años han ido encaminadas a no "trocear" un grupo de comunicación "que es muy importante para la sociedad española y América latina". "Esto sí lo entiende bien el candidato a la presidencia del Gobierno del PP", comentó.
"ENORME TRISTEZA"
Cebrián negó que la Ser vaya a ponerse en venta, como han especulado algunos medios, y sobre la fusión de Telecinco con Cuatro dijo que desprenderse de este canal fue una "pérdida reparable" motivada porque la crisis hacía imposible seguir con ella, dadas las pérdidas que arrojaba.
Respecto al cierre de CNN+, comentó que lo sintió con "enorme tristeza" porque fue un proyecto personal suyo, pero "hay que ser realistas" en la actividad empresarial "y los políticos deberían aprender que la realidad no es siempre como uno quiere y que hay que aceptar las derrotas".
En cuanto a la situación económica de los medios en España, afirmó que es "enormemente preocupante", con una pérdida "profunda" de puestos de empleo. Como positivo del sector, observa una reducción de la belicosidad entre los medios de tiempos recientes, debido a que ahora deben ser más solidarios entre ellos para hacer frente a gigantes como Google o Netflix.
Sobre las próximas elecciones, comentó que mientras todas las encuestas dan la victoria holgada al PP, "El País" tiene claro que seguirá siendo un diario de centro izquierda pero que apoyará "medidas económicas sensatas y de profundización de la democracia" vengan de donde vengan.

Mostrar comentarios