Lunes, 20.01.2020 - 15:45 h

Las azafatas de Cabify, al borde de la legalidad: ¿promoción o captación?

El gremio de los taxistas denuncia que están corrompiendo la normativa que regula que las VTC no pueden "propiciar la captación de viajeros".

La patronal de las VTC desmiente este extremo y asegura que "son los clientes quienes se acercan a contratar los servicios".

Le interesa leer: un día de pérdidas para un taxista en Barajas que compite contra Uber.

Una chica de Cabify junto a dos potenciales clientes

En la Comunidad de Madrid comparten las carreteras 15.783 taxistas y 2.205 conductores con autorizaciones VTC, las que utilizan Uber y Cabify (datos del Ministerio de Fomento a 3 de abril de 2017). Muchos de ellos hacen de las estaciones más concurridas de la ciudad su centro de operaciones. Uno de los puntos clave es Barajas, por donde miles de taxis pasan a diario. La cruzada entre ambas partes cada vez va a más mientras las VTC defienden la legalidad de su modelo de negocio. ¿Pero cumplen siempre con ello?

Según el artículo 182 del ROTT, las empresas con vehículos VTC "no podrán, en ningún caso, circular por las vías públicas en busca de clientes ni propiciar la captación de viajeros que no hubiesen contratado previamente el servicio permaneciendo estacionados a tal efecto".Los taxistas denuncian "captación de clientes"

Es por eso que los taxistas están en pie de guerra y acusan a las VTC de "propiciar la captación de viajeros" en la zona franca del Aeropuerto de Barajas cuando los pasajeros toman tierra. Un portavoz del gremio afirma a lainformacion.com que "hay chicas que captan a los clientes cuando salen con las maletas. Se lo venden como si fuera un taxi cuando en realidad no lo es y muchos clientes lo aceptan. En realidad les están engañando".

"Esto es ilegal, ya que su labor dentro del ‘stand’, que sí está permitido, es la de publicitar y promocionar la aplicación, pero nunca puede ser la de captar clientes, como deja claro la normativa. No pueden salir del 'stand' para hablar con los pasajeros. Hay alguna de ellas que incluso sale con los clientes hasta el coche", como se puede ver en la fotografía que encabeza esta información.La patronal de las VTC defiende la legalidad

El presidente de Unauto, patronal de empresas y conductores VTC, desmiente este extremo y asegura que "AENA y Cabify tienen un contrato entre dos empresas privadas. AENA cede un espacio a cambio de una prestación económica y es todo legal. Las azafatas hacen correctamente su trabajo y promocionan la aplicación del teléfono móvil. Cuando el usuario la descarga, puede solicitar el servicio de un coche. En ningún caso es una captación", defiende.

"Añade que los conductores "solo prestan servicios si éstos han sido precontratados a través de un medio telemático (teléfono o aplicación) y nunca de forma directa con el cliente, que si que constituiría una violación de la regulación". Además, añade que "son los clientes quienes se acercan a contratar los servicios" una vez que han descargado la aplicación. 

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING