China asegura que continuará flexibilizando el yuan, tras informe de EEUU

  • El Gobierno chino aseguró hoy que continuará flexibilizando el yuan, y "haciendo esfuerzos para aumentar la demanda interna y lograr un equilibrio de la balanza de pagos", en respuesta al nuevo informe de EEUU en el que esta vez no se acusa a China de manipular artificialmente su moneda.

Pekín, 28 dic.- El Gobierno chino aseguró hoy que continuará flexibilizando el yuan, y "haciendo esfuerzos para aumentar la demanda interna y lograr un equilibrio de la balanza de pagos", en respuesta al nuevo informe de EEUU en el que esta vez no se acusa a China de manipular artificialmente su moneda.

El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hong Lei, en rueda de prensa, añadió que desde junio de 2010 "China ha impulsado en mayor medida el mecanismo de cambio del yuan", por lo que en este periodo ha aumentado su flexibilidad "basándose en la demanda".

El sistema de intercambio de divisas "crece con buen equilibrio, y el porcentaje del comercio en el PIB desciende establemente", afirmó el portavoz, quien subrayó que la segunda economía mundial "llevará a cabo políticas macroeconómicas para promover una fuerte reestructuración de su desarrollo".

El Gobierno de Estados Unidos evitó ayer, martes, referirse a China como un país que manipula artificialmente su moneda, el yuan, en su informe semestral, debido a que la divisa china se ha apreciado en el último año frente al dólar, según señaló el Departamento del Tesoro norteamericano, que en otras ocasiones sí había lanzado esta crítica a Pekín.

En su informe semestral, el Tesoro destacó que el yuan se ha apreciado un 12 por ciento en los últimos 18 meses, aunque afirma que aún es necesaria "una mayor flexibilidad" en la política cambiaria del país asiático.

China, el mayor tenedor de deuda estadounidense, se ha resistido a las presiones de Washington para que aprecie su moneda de manera más acelerada, algo que pide con frecuencia la Administración estadounidense alegando que Pekín mantiene desde hace años su divisa artificialmente baja para promover sus exportaciones.

El gigante asiático promueve la reforma de su economía para que dependa menos de las exportaciones y más de su consumo interno, con el fin de ser menos vulnerable a las crisis económicas internacionales, aunque lo cierto es que por ahora las ventas al exterior siguen siendo su principal motor macroeconómico.

Mostrar comentarios