China invertirá en bolsa sus fondos para viviendas para fortalecer el mercado

  • China planea que sus fondos públicos de previsión para la vivienda puedan ser invertidos en Bolsa, como parte de sus esfuerzos para canalizar más capital invertido a largo plazo en sus parqués y fortalecer así su mercado de valores, que se recupera tras años de caídas.

Shanghái (China), 27 feb.- China planea que sus fondos públicos de previsión para la vivienda puedan ser invertidos en Bolsa, como parte de sus esfuerzos para canalizar más capital invertido a largo plazo en sus parqués y fortalecer así su mercado de valores, que se recupera tras años de caídas.

Por ahora, el fondo público chino para la vivienda sólo se puede invertir en deuda pública y en depósitos bancarios, pero la Comisión Reguladora del Mercado de Valores de China (CRMV) acaba de anunciar que ya aborda los preparativos para que también pueda hacerlo en las bolsas de Shanghái y Shenzhen.

Según los datos oficiales más recientes, al término de 2011 el fondo de previsión para la vivienda de China superaba los 2,1 billones de yuanes (258.074 millones de euros, 368.640 millones de dólares).

A esto se suma que la CRMV ha anunciado también en los últimos días que ampliará la apertura de su mercado de capitales hacia la inversión extranjera, de nuevo con el mismo objetivo de atraer más inversiones a largo plazo, sobre todo en yuanes.

Así, reveló que este año volverá a aumentar el cupo máximo de inversión acumulada posible bajo su programa de Inversores Institucionales Extranjeros Calificados en Renminbi, conocido por sus siglas en inglés, RQFII.

El programa de RQFII se inició en un principio en 2011 con una cuota máxima de 20.000 millones de yuanes de inversión extranjera posible en total (2.426 millones de euros, 3.208 millones de dólares), pero esa cuota se aumentó hasta los 70.000 millones de yuanes (8.491 millones de euros, 11.229 millones de dólares).

Igualmente, también la cuota para el programa QFII (para inversiones extranjeras denominadas en dólares) ascendió el año pasado a 80.000 millones de dólares (60.453 millones de euros).

A estas medidas, la CRMV también se plantea que en un futuro más firmas que cotizan en Shanghái y Shenzhen puedan emitir acciones apoyadas en activos, con el objetivo final de aumentar la liquidez en el mercado.

Otra de las nuevas medidas que prepara la CRMV para fortalecer el sistema financiero chino será simplificar el proceso de presentación, revisión y aprobación para que las gestoras de futuros financieros puedan abrir oficias en ciudades de todo el país.

Al mismo tiempo, el regulador mantiene paralizadas desde octubre pasado las nuevas salidas a bolsa, para tratar de recuperar la confianza de los inversores, tras el mal momento que vivieron las bolsas chinas en 2012, aunque la situación mejoró desde diciembre ante la expectativa de una recuperación de la economía en el país.

Mostrar comentarios