Chocolates Valor quiere acelerar el crecimiento de ventas de Huesitos y Tokke

  • Chocolates Valor quiere acelerar el ritmo de crecimiento de las ventas de Huesitos y Tokke, las primeras marcas que la compañía ha adquirido en sus 140 años de existencia, según ha explicado su consejero delegado, Pedro López, en una entrevista con Efeagro.

Madrid, 17 dic.- Chocolates Valor quiere acelerar el ritmo de crecimiento de las ventas de Huesitos y Tokke, las primeras marcas que la compañía ha adquirido en sus 140 años de existencia, según ha explicado su consejero delegado, Pedro López, en una entrevista con Efeagro.

Para López, la compra de la planta zaragozana de Ateca a Mondelez International (antigua Kraft), supone un antes y un después para esta empresa alicantina.

Las dos marcas suponen el 14 % de las ventas de Chocolate Valor en su último ejercicio, y le permitirán ampliar su mercado: "Entrar en el negocio infantil, en el de máquinas 'vending' y en el canal de conveniencia, donde las compras por impulso son claves", destaca.

En su opinión, una de las claves para lograr que las ventas de estas dos marcas crezcan de una forma más rápida será la aplicación de procesos de investigación e innovación, tal y como la compañía ha realizado para sus propias marcas.

Dicha investigación ha permitido que el 10 % de su facturación provenga del resultado de la innovación y lanzar en un semestre tres nuevas gamas, entre ellas un producto sin lactosa.

Desde Chocolates Valor, que prevé crecer en ventas un 14 % al cierre de su ejercicio fiscal 2013-2014 (de junio a julio) -sin tener en cuenta las compra de Tokke y Huesitos-, consideran que el sector alimentario es más estable que otros que marcan los grandes ciclos económicos, tanto en momentos de alza como de baja.

En su caso, López asegura que el chocolate "no es un bien de primera necesidad, ni tampoco al que tengas que renunciar", en cambio "es la mejor inversión del mundo, porque con menos de 3 euros tienes una tableta de un cuarto de kilo que da placer para una semana".

Son inversiones asumibles, afirma, que en estos momentos pueden ganar preferencias respecto a otros productos que suponen un mayor desembolso.

Por otra parte, reconoce que la marca blanca ha sido un actor importante en este sector y un competidor más, cuyo peso ha crecido en estos años.

Chocolates Valor se abastece de cacao que compra en origen en Ghana, Ecuador y Panamá y la producción está completamente integrada en la misma planta de Villajoyosa (Alicante), donde realiza el tueste, la molienda y la pasta de cacao, con lo que garantizan tanto la procedencia como el "buqué".

La compañía ha entrado, además, en el mercado de coberturas industriales de chocolate, que supone en toneladas un 10 % de sus ventas y el 6 % de su cifra de negocio.

Su futuro seguirá por la internacionalización, que en la actualidad se traduce en una presencia en más de 50 países, muy centradas en EEUU, Canadá, Filipinas, Colombia y Chile.

La exportación significan para la compañía el 8 % de sus ventas y el objetivo es cerrar el año con unas cifras del 10 %.

Con la compra de la planta de Ateca la empresa tiene sus dos plantas en las zonas chocolateras por excelencia (Alicante y Zaragoza).

Ésta última destaca por haber sido "los monjes del cister del Monasterio de Piedra, quienes añadieron azúcar al cacao creando así el chocolate", recuerda.

En el mercado nacional, la compañía desarrolla además la cadena de cafeterías del mismo nombre -Chocolaterías Valor-, donde la innovación le ha ayudado a desestacionalizar el consumo.

Según apuntan, la empresa ha recibido distintas propuestas para salir al exterior, aunque aún no han encontrado el proyecto que se les ajuste.

Mostrar comentarios