Los sueldos del Instituto que promueve la lengua española

El chollo del Cervantes en el extranjero: cargos medios que cobran más que Rajoy

El administrador de Tokio percibe 128.000 euros o el jefe de estudios de Tel Aviv 107.000. El Tribunal de Cuentas ya ha reprendido a la institución.

Retribuciones de altos cargos del Instituto Cervantes
Retribuciones de altos cargos del Instituto Cervantes / Nerea de Bilbao

Ser nombrado cargo intermedio en el Instituto Cervantes en algunas de sus sedes en el extranjero se ha convertido en una oportunidad para disponer de un sueldo que, en algunos casos, supera con creces al de presidente del Gobierno y al de todos los ministros. Administradores o jefes de estudios cuentan con nóminas superiores a los 80.953 euros que cobrará Mariano Rajoy si se aprueban los Presupuestos Generales del Estado de este año o los 76.088 euros que percibirá la número dos del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría. El organismo que promueve la lengua española por el mundo sigue sin hacer caso a las recomendaciones del Tribunal de Cuentas, que ya le reprendió a principios de este año por l situación de sus cargos.

El salario mejor retribuido de un puesto intermedio del Cervantes se encuentra en la sede del organismo en Tokio. Allí, el administrador del instituto que cuenta con más de 100.000 alumnos japoneses cobra 127.921,95 euros, un concepto que se divide en 31.108,29 euros de salario base, 51.422 de complemento de poder adquisitivo y 45.391,66 euros por desplazamiento. Los datos se encuentran en la convocatoria interna de traslados del Cervantes a la que ha tenido acceso La Información. Es decir, se trata de cargos a los que solo pueden acceder personal que ya está trabajando en el organismo público dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores.

En el mismo Instituto Cervantes de Tokio se ha convocado otra plaza a la razón de 121.921,94 euros para cubrir la vacante de jefe de estudios, siendo el segundo puesto mejor retribuido. La tercera se encuentra en Tel Aviv, donde el futuro jefe de estudios percibirá 107.204,02 euros al año. Llama la atención el complemento de desplazamiento que se abona en el caso de Israel, más elevado que en el caso de Tokio: 49.255,90 euros. Estos son los tres cargos intermedios cienmileuristas que están vacantes en el Instituto Cervantes, pero por encima del sueldo que percibe el presidente del Gobierno hay otra decena de cargos que superan esos 80.953 euros.

De mayor salario a menor, los primeros puestos del ránking en cuando a salarios se encuentran en Estados Unidos y Reino Unido. El administrador del Cervantes en Nueva York cobrará 93.324,87 euros, los números dos del centro en Londres y Mánchester percibirán 90.620 euros cada uno y el jefe de estudios del mismo centro en Manhattan tendrá una remuneración de 90.324,87 euros. A continuación aparecen los cargos de jefe de estudios también en Mánchester, el del administrador en Estambul y Sydney, los también jefes de estudios en Chicago, Dublín y Sao Paulo, y los administradores en Belo Horizonte y Recife. Evidentemente no es lo mismo vivir en ciudades como Nueva York que en otras como Recife.

También hay otros cargos del Cervantes que cobran algo menos que Rajoy pero más que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Es el caso de los administradores de los centros en París, Manila, Milán o los jefes de estudios también en París, en Utrecht o en Viena. Todos estos cargos, juntos a otros cuya retribución bruta anual supera los 60.000 euros (salvo en el caso del jefe de estudios en Cracovia, que cobrará 56.734,32 euros,  acaban de salir a concurso interno y serán otorgados en los próximos meses.

Estos sueldos superan, en algunos casos, las retribuciones anuales de la cúpula directiva del Instituto Cervantes. Así, el director de la institución, Juan Manuel Bonet, recibe 91.920,08 euros mientras que el secretario general, Rafael Rodríguez-Ponga, cobra 81.640,02 euros. El sueldo del resto de primeros niveles, desde la vicesecretaria técnica y los cinco directores que existen, asciende a 62.834,20 euros, mientras que los subdirectores perciben 56.797,95 euros. La amplia mayoría de directores de los 75 centros del Cervantes en el extranjero tiene una remuneración bruta anual superior a los 80.000 euros e incluso a los 100.000 en una buena parte de los casos. Por último, los salarios de los nuevos bibliotecarios varían entre los 40.000 que recibirá el elegido para Tel Aviv y los 60.000 del de Shangai; y las nóminas de los futuros gestores culturales irán desde los casi 50.000 euros del responsable en Beirut a los 60.000 del de Pekín.

El Instituto Cervantes se planteó recientemente el cierre de alguno de sus centros, algo descartado hace una semana

En los Presupuestos Generales de 2018 hay incluida una partida de 122 millones de euros para la "cooperación, promoción y difusión cultural en el exterior", una función que realiza prácticamente en su totalidad el Instituto Cervantes. Esta cantidad supera a lo destinado el año pasado al mismo concepto ya que las cuentas públicas que fueron aprobadas contemplaban 118 millones de euros para este cometido. En el proyecto de ley presupuestaria también se prevé que el Cervantes curse en 2018 un total de 112.545 nuevas matrículas y se impartan 4.370.290 horas de clase.

El Tribunal de Cuentas ya llamó la atención a principios de este año al Instituto Cervantes por las retribuciones que percibían los contratos de alta dirección. Así, en el informe fiscalizador se puede inferir que, según un informe de la Abogacía del Estado de junio de 2012, el Cervantes excedía el número máximo de altos directivos de la entidad, unos responsables que percibían remuneraciones elevadas ya hace seis años. También se podía leer que "los contratos de alta dirección no debían introducir complementos retributivos derivados de la antigüedad".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios