SpaceX, radiografía de la compañía que quiere llegar a Marte en 2020

  • La compañía espacial liderada por Elon Musk quiere desbancar a la NASA.
  • Ha conseguido contratos millonarios para llevar astronautas a la Estación Espacial Internacional
SpaceX aplaza una misión espacial sin precedentes por un problema técnico

Pocas compañías tienen las agallas de pretender desbancar a la NASA. Pero pocas compañías están dirigidas por Elon Musk, uno de los hombres más ricos, y excéntricos, del planeta. Musk puso en marcha la compañía en 2002 después de vender PayPal a eBay y en poco más de trece años la ha convertido en uno de los principales actores de la industria espacial. La misión de SpaceX es corta y concisa: permitir que la gente pueda vivir en otros planetas en un futuro no muy lejano. Esa ambición desmesurada es marca de la casa de Musk.

La aproximación de Musk difiere de sus competidores en varios aspectos. SpaceX es la única empresa que ha creado una capsula, la Dragon, que puede aterrizar sobre tierra firme mientras todas las demás lo hacen en el mar, incluida la NASA, y tiene entre ceja y ceja el objetivo de reaprovechar un cohete después de su lanzamiento. ¿Cómo? Guardando una pequeña cantidad de combustible para reenviarlo de vuelta a la plataforma de lanzamiento y lograr que se pose, de manera suave, en tierra. Los dos intentos realizados hasta la fecha han acabado en fracaso, como se puede ver bajo estas líneas, pero Musk está convencido de que la puesta en marcha de la nueva versión de su cohete Falcon 1.1 le permitirá lograr su objetivo.

"Sé que viajar a Marte es posible". La frase la ha repetido Musk en repetidas ocasiones a pesar de que la NASA se empeña en repetir que el viaje a Marte todavía no será posible hasta la década de los años treinta. "Necesitamos convertirnos en una civilización espacial para que el futuro sea emocionante y nos inspire", explicó en una entrevista concedida en 2012 en la CBS.

Por el momento, los planes de SpaceX son más terrenales. La compañía ha sido una de las dos que ha conseguido sendos contratos con la NASA para enviar suministros y astronautas a la Estación Espacial Internacional, lo que significará la primera vez que un astronauta viaje al espacio desde Cabo Cañaveral desde que desapareciera la flota de transbordadores. A finales de junio, la compañía perdió su primer cohete cuando una fuga en uno de los tanques ocasionó la explosión de un Falcon a los pocos segundos de vuelo pero la compañía afirma que estará lista para volar antes de que finalice el año. Las primeras estimaciones apuntan a noviembre para el regreso de la firma a la rampa de lanzamiento.

La experiencia que recoja SpaceX en las operaciones en la órbita terrestre será clave para saber si Musk es capaz de pasarle la mano por la cara a la NASA y llegar antes a Marte. Algunas voces en la industria reclaman a la agencia que busque compañeros de viaje en la agencia privada para no depender en exclusiva de la cambiante economía mundial. ¿Será SpaceX el socio de viaje que ayude a colocar a un hombre en el planeta rojo?

Ahora en Portada 

Comentarios