Tres opciones para pagar

Los métodos para cobrar la herencia y pagar Sucesiones si no tienes dinero

El pago del Impuesto de Sucesiones es un paso obligatorio para cobrar la herencia. Sin embargo, en algunos casos resulta tan caro para los herederos que deciden renunciar a ella. 

Los impuestos derivados de la herencia pueden obligar a renunciar a ella.
Los impuestos derivados de la herencia pueden obligar a renunciar a ella.
Canva.

Cobrar una herencia en España puede llegar a suponer la ruina económica para los herederos. Y es que dentro de los trámites obligatorios para acceder a una herencia está el pago del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, indispensable para recibir el dinero de las cuentas corrientes así como los bienes materiales del fallecido.

Este pago es ineludible y su cuantía va a depender del dimensión monetaria de la herencia, el grupo de herederos al que se pertenezca y sus bonificaciones y los tipos impositivos aplicables establecidos.

En este sentido, los parientes más cercanos al fallecido pagarán menos dinero al tener más reducciones en la base imponible del impuesto. Existen cuatro grupos de parentesco:

  • Grupo I: descendientes y adoptados menores de 21 años
  • Grupo II: descendientes y adoptados de 21 o más años, además de cónyuges, ascendientes y adoptantes
  • Grupo III: colaterales de segundo y tercer grado, ascendientes y descendientes por afinidad
  • Grupo IV: colaterales de cuarto grado

Tras la aplicación de las reducciones de la base imponible se calcula el tipo impositivo determinado por la ley Estatal. Este oscila entre el 7,65% y el 34% y depende fundamentalmente de la base liquidable: cuanto mayor es la herencia, más impuestos se pagan.

Si un heredero recibe una herencia de 500.000 euros y no tiene reducción de la base imponible, se le aplicará la tarifa establecida en la tabla anterior, por lo que tendría que pagar 110.769 euros.

¿Se puede cobrar la herencia si no tienes suficiente dinero?

Si la cuantía resultante de los cálculos anteriores es muy elevada, algunos herederos renuncian a la herencia. Sin embargo, existen fórmulas de pago que alivian un desembolso importante de golpe, según informa 'Finect'.

En primer lugar, se puede pedir un préstamo a un banco ya que las entidades bancarias están dispuestas a concederlo en la mayoría de los casos al avalarse con los bienes de la herencia.

En segunda instancia, existe la opción de autoliquidar de forma parcial en Hacienda los seguros de vida y ahorro, el dinero en efectivo y valores bursátiles de una herencia.

Finalmente, también se puede pagar a plazos el Impuesto de Sucesiones, aunque esto supondrá aumentar ligeramente los costes debido al pago de intereses a la Agencia Tributaria.

Mostrar comentarios