Existen excepciones

Comisiones de hasta 150 euros por heredar cuentas de un familiar fallecido

La información patrimonial del cualquier difunto tendrá que ser gratuita para los herederos, por lo que las entidades no les podrán imponer peaje alguno.

Fotografía de una persona sacando dinero del cajero
Fotografía de una persona sacando dinero del cajero
©️[LumineImages] a través de Canva.com

La muerte puede ser motivo de numerosos conflictos, entre los que se incluyen las posibles comisiones bancarias. Heredar la cuenta de un familiar fallecido puede acarrear un coste para el heredero varía entre los 90 y 150 euros. Así ocurre en la práctica, aunque es un cargo que el Banco de España tacha de improcedente.

Algunas entidades imponen estas sumas a las personas que les contactan para informarse y disponer del dinero que el fallecido tenía en las cuentas en las que figuraba como único titular. Las reclamaciones dirigidas al Banco de España en relación con las herencias fueron en 2020 las octavas más habituales, según se desprende de la última memoria anual de reclamaciones del supervisor. "Salvo contadas excepciones, la entidad bancaria del fallecido no puede cobrar a los herederos por el certificado de saldo, ni por facilitar movimientos de cuentas o tramitar el expediente de testamentaría", recuerda la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

La condición de heredero se acredita presentando el certificado de defunción, el de registro de Actos de Última Voluntad y una copia autorizada del testamento. Los Gestores Administrativos de Galicia explican en una nota reciente que esta práctica no está permitida y recomiendan reclamar al defensor del cliente para recuperar el dinero que hayan cobrado las entidades como comisión. Sin embargo, reconocen que puede ser un camino "largo y tedioso". A veces de más de un año.

Recuperar el dinero

Para recuperar el dinero de las cuentas, productos financieros o acciones, muchos bancos obligan a abrir un expediente de testamentaría en el que además de pedir mucha documentación para acreditar la condición de heredero, reclaman hasta 150 euros.

El Banco de España declaró ilegal esta práctica. La información patrimonial del fallecido tiene que ser gratuita para los herederos, no se les puede imponer peaje alguno. Estos tampoco están obligados a contratar con el banco las gestiones de testamentaría, ni abrir una cuenta para poder transferir el dinero de la herencia y mucho menos pagar una comisión para trasladar el dinero de la cuenta del difunto a la de los herederos.

Una forma de sortear tasas elevadas de comisiones pasa por contratar un roboadvisor. Son gestores financieros automatizados que crean una cartera de inversiones para el cliente a partir de un logaritmo con el que extraen las características del usuario. El cliente consigue una estrategia de inversión para sacar provecho a los ahorros, sin precisar conocimientos financieros avanzados, y con unos costes más bajos que los que ofrecen los bancos gracias a la tecnología con la que funcionan los roboadvisors. Finect cuenta con un escaparate donde puedes ver la oferta de roboadvisors y comparar entre ellos.

Reclamaciones y negarse a pagar

Sí, las personas en esta situación pueden plantarse ante su banco. La organización colegial gallega señala que el banco está obligado a entregar gratuitamente la información sobre saldos y cuentas del fallecido a su heredero.

La entidad tampoco puede cobrar por entregar los datos de los movimientos de cuentas desde un año antes de la fecha de fallecimiento. Además, debe proporcionar un medio para recibir el dinero. Cuando la solicitud se refiere a movimientos aún más antiguos (de más de un año), el banco sí puede cobrar, pero siempre y cuando el usuario esté avisado con antelación y acepte el importe cobrado, recuerda el Banco de España.

Para resolver cualquier problema con un banco, primero hay que acudir al defensor del cliente de la entidad para reclamar el dinero de la herencia. Si al cabo de un mes no hay respuesta, se puede reclamar al Banco de España. El proceso podría dilatarse un año, por eso cabe otra opción: pagar la comisión ilegal y reclamarla. Los Gestores Administrativos de Galicia aseguran que “casi siempre se logra recuperar el dinero”.

Mostrar comentarios