Por subidas y bajas en los precios

Cómo afecta la subida del IPC a tu sueldo: aumentaría por estas causas

Dependiendo de la inflación o deflación que se produzca en un momento, la revalorización de la cuantía salarial o las revisiones "a la baja" se relacionan directamente con el Índice de Precios de Consumo. 

Inflación
Inflación
©[Artem Bali] a través de Canva.com

El abanico de precios en los servicios y bienes de consumo fluctúan en función de la situación económica en la que se encuentre un determinado país. Es por lo que se convierten en una referencia de vital importancia para calcular la inflación. Es decir, la subida de los precios de forma generalizada. Estas variaciones al alza o a la baja se recogen en el Índice de Precios de Consumo (IPC). Su impacto social va más allá de lo que cuesta la lista de la compra, ya que trasciende en otros pilares básicos como el cálculo del salario o las hipotecas

¿Cómo se calcula el IPC?

Este indicador, que lo publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), se analiza a través de varias categorías. En estas clasificaciones se recogen los precios en la alimentación y bebidas no alcohólicas, las bebidas alcohólicas y tabaco, la ropa y calzado, vivienda, menaje, sanidad, transporte, comunicaciones, ocio y cultura, enseñanza, hoteles, cafés restaurantes y otros. En cuanto el precio de alguno de estos apartados aumenta su cuantía, se produce la inflación y el poder adquisitivo de las familias se ve mermado, ya que se resiente la facilidad con la que se adquirían determinados servicios o productos. 

Es por lo que el INE estudia de forma pormenorizada los productos y servicios consumidos por la sociedad española. Estas variaciones suelen corresponder con periodos concretos y su principal objetivo es comprender a partir de todas las muestras analizadas un indicador general para contextualizar la situación de forma generalizada. El INE se pone así en contacto con las familias y negocios a través de encuestas mensuales para lanzar sus conclusiones y compararlas con los anteriores. Este resultado se publica en un porcentaje. En caso de que este sea positivo, hay inflación. Si por el contrario es negativo, hablaríamos de deflación

¿Cómo afecta en los salarios? 

Los precios se rigen por la oferta y la demanda, y un indicador en una economía fuerte y sana vendrían de la mano de un aumento en la demanda de determinados bienes o servicios. Esto provocaría el consiguiente aumento en los precios. Asimismo, otros factores como la base monetaria del país, la inflación derivada por la bajada del tipo de interés o la inflación debido a una subida de los precios del petróleo afectan en su totalidad. Además, las oscilaciones en este indicador afectan directamente en el cálculo de los salarios en los trabajadores

Se puede calcular por estas vías

Las subidas anuales en la cuantía que se recibe mes a mes guardan una estrecha relación con el IPC. Y a pesar de que se trata de una práctica común en numerosas empresas, ninguna está obligada a subir el sueldo de sus empleados basándose en esta referencia. Las dos únicas excepciones que se contemplan es que se detallen en el convenio laboral o que el sueldo del trabajador sea inferior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). En función del convenio se cuentan con multitud de fórmulas para calcular el aumento salarial anual en relación con el IPC. 

Estas pueden ir desde la revalorización de la cuantía salarial por encima de la subida de este índice o las revisiones "a la baja" en caso de que se produzca una deflación y el IPC resulte negativo durante un determinado periodo de tiempo. Mantener el poder adquisitivo es crucial para la salud financiera de un país. Cuando la subida salarial se relaciona con la evolución del IPC por convenio, los trabajadores cuentan con ciertas garantías para que las variaciones de este índice no afecten a su capacidad de gasto y su sueldo subirá respectivamente. 

Mostrar comentarios