La inflacion hacer perder valor al dinero

¿Empezar a invertir de golpe o poco a poco? Así puedes empezar a ganar dinero

Fotografía de billetes de euro. El dinero parado en la cuenta hace perder su valor e invirtiendo se pueden ganar miles de euros.
Fotografía de billetes de euro. El dinero parado en la cuenta hace perder su valor e invirtiendo se pueden ganar miles de euros.
Canva.

Las familias españolas parecen estar abonadas a los depósitos bancarios. A pesar de su nula rentabilidad, mes tras mes el montante en estos productos financieros no deja de aumentar, una tendencia que la crisis sanitaria y económica actual ha intensificado todavía más. Si en febrero eran 811.565 millones de euros los acumulados en depósitos, en marzo llegaban a los 861.469 millones, según datos del Banco de España.

Lo cierto, es que en las últimas semanas el interés de los ahorradores por sacar algo de rendimiento a su dinero parece estar aumentando. Los motivos para hacerlos no son pocos. La inflación hace que solo por el hecho de tener parado el dinero éste pierda valor año a año. Así, según el Instituto Nacional de Estadística, los precios han subido un 52% desde enero de 1999 hasta diciembre de 2019, lo que supone que cada ejercicio el dinero no invertido haya perdido un 2,6% anual.

Pero si justamente el interés ha aumentado ahora, no es extraño pensar que lo haya hecho al calor de las fuertes caídas que las bolsas mundiales han protagonizado en el mes de marzo. Si nunca se ha invertido hasta ahora lo normal es que surjan muchas dudas. Los expertos en finanzas aconsejan como primer paso antes de invertir, conocer el perfil de inversor y el tiempo que se está dispuesto a no tocar el dinero destinado a este fin. Lo siguiente, es estudiar las distintas posibilidades que existen en el mercado: fondos de inversión, acciones, planes de pensiones, seguros de ahorro…

Una vez decidido llega el momento de invertir y algunas de las preguntas más recurrentes en esta fase tratan sobre cómo y cuándo hacerlo. ¿Es mejor en varias cantidades espaciadas en el tiempo o de una sola vez? ¿Lo hago hoy o mejor espero a mañana?

¿Cuándo empezar?

Intentar averiguar el momento idóneo para comprar resulta muy complicado incluso para los profesionales. En 2018 prácticamente todas las Bolsas terminaron en terreno negativo. Sin embargo, gran parte de dichas pérdidas se recuperaron en el siguiente rebote del mercado, a principios de 2019. Los inversores que decidieron entrar en diciembre se beneficiaron de las subidas de enero, pero los que decidieron esperar algo más perdieron la oportunidad.

Un estudio realizado por Allianz Global Investors refleja que si un inversor hubiese tenido una cartera diversificada en acciones europeas durante los últimos 25 años habría logrado una rentabilidad del 7,8% anual. Sin embargo, si se hubiese perdido los 20 mejores días del mercado solo habría ganado un 1,6%. Mientras que si hubiesen sido 40, las pérdidas alcanzarían el 2,3%. Es por ello que los expertos financieros tienen una premisa: ayer mejor que hoy, y hoy mejor que mañana, es decir recomiendan siempre no esperar a mañana para comenzar a invertir.

¿Cómo invertir?

Ahora bien, ¿cómo hacerlo? Esta respuesta no está tan clara. Las opciones, tal y como recuerdan desde Indexa Capital son tres. La primera, invertir en función de la situación de mercado, una opción que si se analizan los datos anteriores estaría descartada. La segunda, de forma periódica independientemente de lo que haga el mercado. Si se tienen 20.000 euros para invertir se trataría de espaciar las entradas de capital en varios momentos. Por ejemplo, 2.500 euros el día 15 de cada mes durante ocho meses.

La clave es programar las transferencias para no caer en la tentación de aplazar o adelantar ninguna. La ventaja de esta opción reside en que evita equivocarse en el 'market timing'. Sin embargo, según un estudio de Vanguard la más rentable sería la tercera opción: hacerlo de una única vez.

El informe de la gestora creada por John Bogle comparó tres mercados (EEUU, UK y Australia) en el período de 1926 a 2011 con dos estrategias: invertir todo de golpe o a lo largo de un año. Al comprar la rentabilidad de las dos opciones la primera superó claramente a la periódica. En concreto, casi el doble de veces fue mejor hacerlo de una vez que optando por la vía sistemática. ¿El motivo? El mercado se encuentra en tendencia alcista mucho más tiempo que en fase bajista, por lo que cada día que no se está invertido se tiene más probabilidad de perder subidas que bajadas.

Eso sí, la cosa cambia si se invierte de golpe en una fase bajista. En concreto, hacerlo durante estos periodos, según Vanguard, rentó un 30% menos que invertir de forma espaciada. De hecho, un análisis elaborado por Morningstar muestra que durante uno de los periódos más dramáticos de las bolsas, entre 1928 y 1938, años en los que se experimentó una caída acumulada (en dólares) del 50%, un inversor que hubiera invertido 100 dólares al final de cada mes en el S&P 500, al cabo de esos 10 años, habría ganado un 2,4% anual.

Una vez más se demuestra que en las inversiones a largo plazo, es decir aquellas que superan el horizonte de los siete o diez años, no importa tanto el momento de entrada, ya que la rentabilidad al cabo de ese tiempo no se verá tan afectada como si se hiciese a corto plazo.

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?:

Mostrar comentarios