Ingresos adicionales en la jubilación

Complemento a mínimos: un dinero extra para jubilados con pensión baja

Más de 2,25 millones de pensionistas reciben el complemento por mínimos para evitar la pobreza en España. Esta ayuda se añade al importe de la pensión cuando esta no alcance el mínimo legal.

Mujer jubilada contando dinero.
Mujer jubilada contando dinero.
©[Perfectwave] a través de Canva.com

Estar jubilado no es sinónimo de vivir bien. Uno de cada cinco pensionistas en España recibe cada mes el complemento a mínimos para evitar la pobreza porque sus prestaciones están por debajo de la pensión mínima. En concreto, más de 2,25 millones de pensiones contributivas de un total 9,74 millones (el 23,74%) reciben esta ayuda adicional por parte de la Seguridad Social, según las estadísticas oficiales a 1 de septiembre de 2021.

Esta ayuda es una cantidad de dinero complementaria, es decir, que se añade al importe de la pensión contributiva —las prestaciones generadas por el trabajador a lo largo de su vida laboral— cuando esta no llegue a la pensión mínima. ¿Qué es la pensión mínima? Las pensiones contributivas tienen un importe mínimo mensual garantizado, con independencia de la vida laboral del trabajador siempre que supere los 15 años cotizados. Las cuantías de estas prestaciones varían en función de la edad del pensionista y de que tenga o no familiares a su cargo, siempre que no supere un límite de ingresos establecido.

Actualmente la pensión mínima para personas de 65 años o más sin cónyuges a cargo se sitúa en 654,60 euros al mes en 14 pagas (9.164,40 euros al año). Si el jubilado tiene un cónyuge, este mínimo se eleva a 689,70 euros al mes (9.655,80 euros al año). Estas cuantías mínimas se revalorizan cada año, como mínimo en el mismo porcentaje que el resto de pensiones. La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha anunciado recientemente que las pensiones mínimas subirán un 3% en 2022.

Sin ingresos adicionales y residencia en España

Además de no llegar a la pensión mínima, los beneficiarios del complemento a mínimos no pueden tener otros ingresos adicionales a la pensión procedentes de rendimientos del trabajo, del capital o de actividades económicas. Si el jubilado tuviera otros ingresos, estos no pueden superar un tope que se establece cada año. Los Presupuestos Generales del Estado de 2021 fijaron ese máximo en 7.707,00 euros al año. Otra condición adicional para los perceptores de esta ayuda es que tienen que residir en España.

Por eso, cuando un pensionista solicita el complemento a mínimos al Instituto Nacional de la Seguridad Social, este puede requerir al solicitante la declaración de la renta con el objetivo de comprobar que no tiene otros ingresos. Además, el pensionista tiene la obligación de informar a la Seguridad Social de cualquier cambio en su estado civil o cambio en sus rentas. En concreto, tiene un plazo de un mes para comunicar estas incidencias al organismo oficial desde que se produce esa alteración.

La concesión del complemento a mínimos no significa que el pensionista ya tenga derecho a él para toda la vida, sino que se revisarán el cumplimiento de las condiciones de forma anual. Los pensionistas solo mantienen la ayuda siempre que cumplan con los requisitos. Si el jubilado tuviera otros ingresos o su pensión subiera por encima del mínimo, dejaría de recibir el complemento.

Una ayuda adicional para las pensiones bajas

Vamos a utilizar un ejemplo para explicar su funcionamiento. Tras una larga vida trabajando, Juan ha decidido jubilarse a los 67 años. Como una parte de su vida trabajó en el campo sin cotizar, le ha quedado una prestación por jubilación de 400 euros al mes en 14 pagas (5.600 euros al año). Actualmente no tiene otros ingresos, así que ha decidido solicitar el complemento a mínimos.

El complemento a mínimos sirve como una ayuda adicional a la pensión para evitar que Juan tenga que vivir con tan pocos ingresos. Actualmente la cuantía mínima de jubilación para un jubilado mayor de 65 años sin cónyuge a cargo se sitúa en 654,60 euros al mes en 14 pagas o 9.164,40 euros al año). Juan puede solicitar la diferencia entre la pensión que le corresponde (400 euros) y la pensión mínima (654,60 euros). Por tanto, este año le corresponde un complemento a mínimos de 254,60 euros al mes.

Conocer la pensión que se va a recibir es fundamental para prepararse de cara a la jubilación. Los expertos siempre recomiendan prepararse cuanto antes para complementar la pensión pública con otros ingresos. Finect cuenta con un escaparate de productos de inversión para la jubilación, donde se pueden encontrar fondos de inversión, cuentas remuneradas y planes de pensiones. Las personas interesadas pueden analizar y comparar los diferentes productos para escoger el que mejor se adapte a su perfil.

Mostrar comentarios