Aena licita el nuevo sistema para aterrizajes con poca visibilidad en el Aeropuerto de Asturias

Según ha informado AENA en una nota de prensa, el actual ILS se instaló en el año 2002 y entró en servicio en 2003. El nuevo dispositivo mantiene la máxima categoría de operación del ILS para el aterrizaje en condiciones de baja visibilidad, la Categoría III, actualmente en vigor.

El nuevo ILS, con sus correspondientes antenas de equipos de localizador (LOC) y senda de planeo (GP) y sistema medidor de distancia (DME) asociado, mejora la fiabilidad del equipo y tiene mejor mantenimiento, reduciendo la probabilidad de avería. Con todo ello se aumenta la calidad del servicio que presta la instalación.

En general el nuevo ILS aporta mayor estabilidad de la señal emitida por los sistemas radiantes de antenas, menor afectación a las señales por interferencias, mayor eficiencia energética (menor consumo eléctrico), así como una mejora del seguimiento y funcionamiento al disponer de sistemas de autocomprobación.

Para la instalación del nuevo ILS el anterior equipo tendrá que ser dado de baja. Aena coordinará los trabajos para que la desconexión sea el menor tiempo posible y en un periodo que minimice la posible afectación por niebla en el Aeropuerto.

Según ha informado AENA en una nota de prensa, el actual ILS se instaló en el año 2002 y entró en servicio en 2003. El nuevo dispositivo mantiene la máxima categoría de operación del ILS para el aterrizaje en condiciones de baja visibilidad, la Categoría III, actualmente en vigor.

El nuevo ILS, con sus correspondientes antenas de equipos de localizador (LOC) y senda de planeo (GP) y sistema medidor de distancia (DME) asociado, mejora la fiabilidad del equipo y tiene mejor mantenimiento, reduciendo la probabilidad de avería. Con todo ello se aumenta la calidad del servicio que presta la instalación.

En general el nuevo ILS aporta mayor estabilidad de la señal emitida por los sistemas radiantes de antenas, menor afectación a las señales por interferencias, mayor eficiencia energética (menor consumo eléctrico), así como una mejora del seguimiento y funcionamiento al disponer de sistemas de autocomprobación.

Para la instalación del nuevo ILS el anterior equipo tendrá que ser dado de baja. Aena coordinará los trabajos para que la desconexión sea el menor tiempo posible y en un periodo que minimice la posible afectación por niebla en el Aeropuerto.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios