Un proyecto liderado por Indra desarrolla una solución para mejorar la calidad de vida en las ciudades

Según remarca en un comunicado, esta tecnología permite a administraciones públicas, empresas y ciudadanos acceder a información sobre eficiencia energética, clima urbano, calidad del aire, impacto sobre la salud de distintas variables, indicadores de calidad del agua, uso del suelo y variaciones en el volumen de población.

Entre sus muchas posibilidades, la inteligencia que aporta un sistema de este tipo permitirá detectar por ejemplo edificios con baja eficiencia energética, calcular el coste y ahorro que supondría su rehabilitación, y detectar las zonas con peor calidad del aire o las que registran temperaturas más elevadas, conocer las causas y estudiar soluciones.

Además, dará la posibilidad de identificar potenciales problemas de salud relacionados con aspectos climáticos o de calidad del aire, conocer los servicios de los que se beneficia cada barrio y si la conectividad de unas zonas con otra es la adecuada o monitorizar los cambios en la población para saber si las infraestructuras y servicios con los que cuentan son los adecuados.

Para desarrollar esta herramienta, la compañía ha combinado de forma innovadora el uso de tecnologías de Observación de la Tierra, Internet de las Cosas, Big Data y Data Analytics. Datos provenientes de satélites y redes de sensores distribuidas por la ciudad se integran con la información aportada por otras fuentes, como catastros, estadísticas de organismos oficiales, o redes sociales.

Indra subraya que la "explotación inteligente" de todos los datos permite conocer la evolución de parámetros medioambientales y de calidad de vida en cada barrio, calle y edificio de una ciudad.

"Este grado de detalle ayudará a las Administraciones a cumplir con las directivas europeas y la legislación relativa a la mitigación y adaptación del cambio climático, ayudándoles en el diseño de políticas eficaces. Además, permite realizar simulaciones para conocer los efectos que implica la puesta en marcha de una política o medida concreta", agrega.

El proyecto 'Decumanus' ha sido financiado por la UE dentro del 7º Programa Marco y ha contado con la participación de 11 socios de 7 países: Indra; Eurosense; Geoville y Controlware del Centro Aeroespacial de Alemania (DLR); la Universidad Politécnica de Madrid; la University of the West of England en Bristal, y las autoridades locales de Amberes, Helsinki, Londres, Madrid, y Milán, que han actuado como usuarios finales.

Ahora en portada

Comentarios