Lunes, 21.10.2019 - 14:58 h
Con pensiones de 1.369 euros de media

Los nuevos jubilados cobran ya 344 euros más que los que causan baja en el sistema

En lo que va de año se han jubilado a los 60 años un 23% más de personas que las que lo hicieron en todo el ejercicio de 2018.

Evolución SMI y pensiones

El gasto en pensiones continúa imparable y ya no hay opción de ahorro en una coyuntura en la que la cuantía de las nuevas prestaciones supera con creces a las que se dan de baja y en la que las altas aumentan a un ritmo mucho mayor a las que dejan el sistema, marcando mes a mes un nuevo récord de beneficiarios. Los últimos datos facilitados por la Seguridad Social muestran un panorama preocupante a corto y medio plazo, teniendo en cuenta que los primeros efectos de las jubilaciones de la generación del 'baby boom' -los nacidos entre 1957 y 1967- se empezarán a notar dentro en cuatro años e incluso antes, ya que son más los que se retiran antes de los 65 que los que lo hacen a la edad legal.

Según las estadísticas de la Secretaría de Estado, la pensión media de los nuevos jubilados en 2019 supera ya en 117 euros a la que se pagó el ejercicio pasado y se sitúa en 1.428 euros, frente a los 1.311 de 2018. Mientras, la cuantía media de las prestaciones contributivas que causaron baja en el sistema en marzo apenas llegó 1.025 euros, 344 euros menos que las que se dieron de alta ese mismo mes. Teniendo en cuenta todas las pensiones contributivas -jubilación, viudedad, orfandad... - el recibo promedio de las que se salían del sistema en el tercer mes de 2019 alcanzó los 883 euros, frente a 1.080 de las que se dieron de alta en él.

Buena parte de estos incrementos se deben a la decisión tomada en el último Consejo de Ministros del año pasado de revalorizar un 1,6% las pensiones -seis décimas por encima del Índice de Precios al Consumo (IPC)- y un 3% las mínimas y no contributivas. En esta línea, el ex secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, alertó hace unos meses que la media de las nuevas pensiones -que supera los 1.300 euros- ya es un 45% superior a la media de los nuevos salarios -900 euros-, algo que, aseguró  hace inviable pagar buenas prestaciones. 

Aluvión de retiros a los 60 años

Mientras, la puerta abierta el 1 de enero a la jubilación anticipada de miles de policías locales a partir de los 59 años, cumpliendo una serie de requisitos y sin reducciones, ha provocado un aluvión de retiros a esa edad y a los 60. Así, en lo que va de 2019 ya se hayan producido un 23% más jubilaciones a los 60 años que en todo el ejercicio 2018, siendo un porcentaje elevado de estos retiros de agentes municipales.

Solamente en los meses de enero, febrero y marzo se han jubilado justo cinco años antes de cumplir la edad de jubilación un total de 1.270 trabajadores, frente a los apenas 967 que lo hicieron en todo el ejercicio pasado o los 895 de 2017. Mientras, ya se han retirado a los 59 años el equivalente al 80% de lo que lo hicieron durante todo el año pasado. Unido a esto, se ha producido un incremento muy importante de la pensión media, que ha pasado de 2.120 euros en 2018 a 2.379 en 2019 para los jubilados con 59 años y de 2.070 euros a 2.353 para los de 60.

También desde comienzo del presente año resulta más complicado acceder a la jubilación y obtener el cien por cien de la pensión, algo que de momento no ha evitado que buena parte de los que llegan a edades cercanas al retiro legal en este momento -65 años y 8 meses- no esperen a cumplirla, en muchos casos por temor a que se puedan reducir las prestaciones o porque sea más difícil poder alcanzarlas.  Todo apuntaba que las nuevas pensiones serían inferiores y que también se desincentivase la jubilación antes de esa edad, pero nada de eso ha pasado hasta ahora.

Durante los tres primeros meses de 2019, casi un 49% de los nuevos jubilados empezó a cobrar su pensión con menos de 65 años, frente al 51% de los que lo comenzó hacer a esa edad o después, algo que contrasta claramente con lo sucedido en el acumulado del año pasado, en el que los que se retiraron por debajo de la edad legal suponían el 42% del total -un total de 141.000 personas-. 

El pasado abril, la Seguridad Social destinó la cifra récord de 9.598 millones de euros al pago de las pensiones contributivas, un 7% más que en el mismo mes de 2018. De esta cantidad, 6.831 millones fueron a pagar las prestaciones de jubilación, que son las que mayor porcentaje representan en cuanto a gasto y beneficiarios. Sin duda, la jubilación de la generación 'baby boom' hará saltar algunas de las costuras del sistema que deberá afrontar las pensiones de los nacidos durante ese periodo, casi 650.000 cada año, en un contexto en el que la población española de más de 65 años se duplicará en 2050 respecto a 2010, hasta alcanzar en torno al 34% del total, según Naciones Unidas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios