Lunes, 20.01.2020 - 04:16 h

Consorcios colombo-españoles ganan contratos para vías férreas en Colombia

El Gobierno colombiano adjudicó hoy a dos consorcios colombo-españoles los contratos para la reparación, vigilancia, mantenimiento y control del tráfico de dos corredores ferroviarios que suman 875 kilómetros de longitud, informaron hoy fuentes oficiales.

Bogotá, 25 sep.- El Gobierno colombiano adjudicó hoy a dos consorcios colombo-españoles los contratos para la reparación, vigilancia, mantenimiento y control del tráfico de dos corredores ferroviarios que suman 875 kilómetros de longitud, informaron hoy fuentes oficiales.

El consorcio Dracol Líneas Férreas obtuvo un contrato de 86.418 millones de pesos (unos 45,6 millones de dólares) para las citadas tareas en el tramo Bogotá-Belencito, en el centro del país, según la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

Este consorcio está compuesto por Dragados IBE Sucursal Colombia (35 %), Vías y Construcciones S.A. (3 5%) y Constructora Colpatria (30 %).

El tramo férreo La Dorada-Chiriguaná, que cruza la región del Magdalena Medio y llega hasta el departamento del Cesar, en el noreste, fue adjudicado a la Unión Temporal Ferroviaria Central por un valor de 90.835 millones de pesos (unos 48 millones de dólares).

La Unión Temporal la integran Construcciones Rubau S.A. (33 %), Sonacol S.A.S. (33 %), Rahs Ingeniería S.A. (33 %) y Ferroviaria Central S.A (1 %).

Según la ANI, la reparación de estos dos corredores beneficiará el transporte de carga y pasajeros en los departamentos del centro y nororiente del país.

"Tomamos la decisión de revivir el tren en Colombia y lo estamos cumpliendo. Estamos seguros que los trenes van a estar circulando en estas vías para finales del año entrante", afirmó el presidente de la ANI, Luis Fernando Andrade, citado en un comunicado.

Andrade indicó que en una segunda fase se fomentarán las Asociaciones Público-Privadas en esos mismos corredores para continuar el ritmo de inversiones, aumentar la velocidad de los trenes e incrementar su capacidad de carga.

Una tercera etapa prevé la construcción de nuevos corredores, para lo cual ya existen propuestas del sector privado para el Ferrocarril del Carare, en el centro del país, y grandes túneles entre las ciudades de Ibagué y Armenia que permitan conectar las vías férreas del valle del río Magdalena con las del Valle del Cauca (suroeste).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING