Comienzan a darse pasos para poder derribar las naves de Antonio López

Comienzan a darse pasos para poder derribar las naves de Antonio López

El Puerto de Santander iniciará la tramitación después de que el Comité de Distribución del Fondo de Compensación Portuaria de Puertos del Estado haya aprobado ya el millón para 2017 para que el Puerto de Santander se dote de unas nuevas naves de mantenimiento que sustituyan a los viejos tinglados de la calle Antonio López, tal y como le había avanzado a la alcaldesa el ministro de Fomento y exregidor santanderino, Íñigo de la Serna, en una reciente visita.

El millón de euros del Fondo irá destinado a la construcción o rehabilitación de unas naves en la zona de Raos, más cercana a la actividad industrial del Puerto, que puedan albergar los talleres y la oficina que ahora se ubican en los viejos tinglados de Antonio López.

Una vez que se materialice esta actuación y se lleve a cabo el traslado, el Puerto y el Ayuntamiento firmarán un convenio por el que el primero cederá el uso de los terrenos al segundo.

Y es que será el Consistorio el que financiará el derribo de los viejos tinglados de Antonio López y la urbanización y acondicionamiento de la zona.

Así se lo han comunicado este martes a los vecinos del entorno de Antonio López la alcaldesa de Santander, Gema Igual, y el presidente de la APS, Jaime González, en un encuentro en los aledaños del antiguo edificio de Tabacalera de la calle Antonio López.

POSIBLE UBICACIÓN

En declaraciones posteriores a los medios de comunicación, González ha anunciado que el Puerto ya tiene "más de una" posible ubicación, aunque la que "más posibilidades tiene", es rehabilitar unos antiguos talleres, con una superficie de unos 3.000 metros cuadrados, en una zona "muy cerca del puente de la lonja".

Esto, según el presidente de la APS, evitaría tener que ejecutar una construcción "completamente nueva" y "desde cero".

El presidente del Puerto y la alcaldesa han asegurado que tanto desde la APS como desde el Ayuntamiento van a "acelerar los plazos", aunque no han querido concretarlos de momento y solo ha apuntado a que será "en meses". "Vamos a darnos prisa", ha dicho Igual, que ha asegurado que la vista que tendrán los vecinos de la zona va a ser "mucho mejor" una vez llevada a cabo la actuación.

González ha señalado que desde el Puerto se va a intentar tramitar y materializar el proyecto "en el mínimo tiempo posible" para que esta zona "deje de ser un cuello de botella y pase a ser un paseo y una zona "mucho más agraciada y más agradable para los vecinos".

Además, ha opinado que los trabajadores de los actuales tinglados, entre 18 y 20 de una forma regular, van a estar "encantados" de tener unas instalaciones "más modernas", "en mejor ubicación" y "acordes a su labor".

La alcaldesa ha afirmado que el agradecimiento del Ayuntamiento al Puerto es "infinito", así como al Gobierno central.

A la reunión, en la que también han estado el concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, y la de Barrios, Carmen Ruiz, estaban convocados representantes de las asociaciones vecinales de Antonio López, Miralpuerto y Barrio Pesquero.

Los vecinos han recibido con aplausos estas noticias, aunque algunos de ellos han mostrado cierto escepticismo con frases como "eso lo han dicho un montón de veces" o "ya veremos".

Sin embargo, tanto los representantes municipales como del Puerto han insisitido en que "esta vez no tiene marcha atrás".

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios