Espadas defiende los requerimientos a las terrazas Alfonso y Bilindo porque hay que "cumplir las normas"

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas (PSOE), ha defendido este miércoles las órdenes dictadas desde la Gerencia de Urbanismo a los responsables de las terrazas de verano Alfonso y Bilindo, enclavadas en el entorno del parque de María Luisa, para la "retirada de la totalidad" de veladores e instalaciones ubicadas en suelos declarados como espacios libres y que carecerían de autorización o licencia, para la ocupación de tales terrenos.

Se trata de medidas, según ha dicho Espadas en declaraciones a los medios de comunicación, que se aplican "cuando hay una ocupación de la vía pública que no está justificada o hay un exceso de veladores". "Hay que cumplir las normas", ha dicho respecto a las ordenanzas que regulan la instalación de veladores y el uso del espacio público, avisando de que si "la Gerencia de Urbanismo tiene que llamar al orden", es porque "a veces determinados establecimientos se relajan".

En concreto, y según la documentación recogida por Europa Press, en el caso de la terraza de verano Alfonso, se trata de un negocio que ya en el pasado había sido objeto de un "expediente disciplinario y sanciones", por la instalación de elementos en la vía pública sin licencia o sin ajustarse a la misma. Esta terraza de verano, recordémoslo, se encuadra en el parque de María Luisa, diseñado por el paisajista francés Jean Claude Nicolas Forestier, estrenado en 1914 y declarado bien de interés cultural (BIC).

EN EL PARQUE

En ese sentido, una inspección cursada a este negocio en junio del año en curso puso de relieve que el mismo cuenta con "una plataforma de acceso al local desde el paseo de las Delicias, delimitada por macetones, en una zona calificada como dotacional de vía pública", además de un "cerramiento perimetral" que afecta a una superficie de unos 700 metros cuadrados de espacios libres que el vigente planeamiento urbano califica como suelo dotacional, en su categoría de parque urbano.

En dicho espacio, según la Gerencia de Urbanismo, esta terraza de verano cuenta con "sillones bajos y sofás, barras de bar, mesas altas o taburetes", entre otros múltiples elementos.

Por lo que respecta a la terraza de verano Bilindo, también con "antecedentes" en materia de disciplina urbanística y en el entorno del parque de María Luisa, una inspección cursada el mismo día de junio que en el caso de la terraza Alfonso puso de relieve que dicho negocio cuenta con una plataforma de acceso desde el paseo de las Delicias, en un espacio calificado como "dotacional de vía pública".

MIL METROS CUADRADOS AFECTADOS

Además, la inspección supuso la comprobación de que en un espacio declarado como de espacios libres de edificación, hay instalados una "zona elevada con reservados, cabina de discjockey y barra, maceteros, mesas altas con taburetes, sofás con mesas bajas y una estructura sustentante de luces, sonido y proyectores", entre otros aspectos. En total, estas instalaciones ocuparían unos mil metros cuadrados declarados como espacios libres.

En ambos casos, la Gerencia de Urbanismo ha determinado que "los veladores y elementos complementarios denunciados de la terraza de veladores no se ajustan a la licencia concedida por excederse en número, dimensiones y posición de los mismos, no estando tipificados muchos de ellos", toda vez que también respecto a ambos negocios, los accesos instalados "incumplen" las normativas, especialmente porque "corta cualquier paso por el espacio peatonal".

Dado el caso, la Gerencia de Urbanismo ha ordenado a los responsables de estos negocios, a través de sendos acuerdos alcanzados por la comisión ejecutiva de dicho organismo el pasado 19 de julio, la "retirada de la totalidad de los elementos no autorizados que ocupan los espacios libres de edificación calificados como vía pública y parque urbano" o que ocupen espacios libres sin licencia para ello.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING