Vivienda

Cuatro consejos para empezar a invertir en vivienda

Quienes se están planteando destinar el dinero ahorrado al mercado inmobiliario deben saber cómo sacarle el máximo provecho posible.

La vivienda es uno de los mayores mercados de inversión actualmente
La vivienda es uno de los mayores mercados de inversión actualmente / Freepick

Tras los años de crisis inmobiliaria que el mercado de ladrillo ha vivido, parece que volver a invertir en vivienda empieza a ser rentable. Debido a los datos que arroja el sector, son muchos los que se están lanzando a destinar cierta parte de su dinero a la inversión inmobiliaria. Sin embargo, a pesar de que pinta bien el mercado, es necesario tener mucho ojo ya son muchos los factores a tener en cuenta a la hora de empezar a invertir en vivienda.

1. Estudio de mercado y comparación de posibilidades

Antes de comprar o alquilar una vivienda para invertir, el interesado debe comparar los precios del inmueble que le interesa con el resto de posibilidades del mercado. Que una casa sea muy cara ahora no significa que lo sea en el futuro. Aquí entra la revalorización del inmueble: habrá que analizar a largo plazo si la vivienda tiene potencial para revalorizarse o no.

Uno de los principales factores para saber si una vivienda aumentará en valor es conocer el potencial de la zona en la que está situada. Si es una zona nueva, seguramente tenga posibilidades de revalorizarse.

2. Precio y gastos añadidos

Si se invierte en vivienda para alquilar, hay que calcular que a la cuota de arrendamiento habrá que sumarle los gastos derivados de comunidad, luz, agua, basura… Todos estos pequeños pagosal final irán subiendo el precio del alquiler y puede que sean determinantes a la hora de encontrar inquilinos.

Tampoco es posible rentabilizar el inmueble muy pronto poniéndole una cuota mensual muy alta, debido a que te resultará muy difícil encontrar personas a las que alquilárselo. Es mejor hacer una inversión a más largo plazo y ofrecer un alquiler más económico.

3. No destinar más de un 40% de los ingresos

Si vas a comprar una casa no hay que aceptar hipotecas que supongan más de un 40% del sueldo o es fácil poner en peligro la estabilidad financiera. Si en tu unidad familiar sois más de un miembro con sueldo es posible  flexibilizar más ese porcentaje.

En cualquier caso es importante ser sincero con uno mismo. Hay que analizar los gastos a medio y largo plazo, y ver si realmente es posible permitirse invertir en vivienda, ya que de cualquier otra forma se corre el peligro de impago de tu hipoteca.

4. Tener en cuenta la zona de la vivienda

La situación del inmueble es uno de los puntos más importantes a la hora de invertir. Si se va a comprar una casa con la intención de alquilarla a una familia hay que fijarse en detalles como que cerca de la ubicación puedan encontrar parques, zonas de recreo, transporte público, bibliotecas, colegios…

Por otra parte, invertir en vivienda en zona céntricas se está convirtiendo en un auténtico ‘boom’ en el mercado. Aunque sea un desembolso inicial bastante grande, alquilar una casa para turistas es muy rentable a la larga.

Cuatro consejos para empezar a invertir en vivienda

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios