El mercado de lujo de la vivienda

De Franco a Julio Iglesias: recorrido por casas, pazos y mansiones a la venta

La casa en la que Franco pasó su luna de miel, la mansión en la que Julio Iglesias se casó con Miranda o la que Michael Douglas tenía en Mallorca.

Vista aérea de S’Estaca, la mansión que trata de vender Michael Douglas (Homeadverts)
Vista aérea de S’Estaca, la mansión que trata de vender Michael Douglas (Homeadverts)

A Michael Douglas se le ha atragantado la venta de su paraíso terrenal mallorquín. El actor lleva cuatro años intentando, sin éxito, deshacerse de S’Estaca, la mansión que adquirió en 1989 como regalo a su primera mujer, Diandra Luker, una enamorada de la isla. En este período de tiempo el precio de la casa ha sufrido varias rebajas.

Hace unos días el actor decidía volver a bajarlo y situarlo en 28,5 millones de euros, ya muy alejados de los 55 millones iniciales. Pensarán ustedes: 'De verdad, ¿vale lo que cuesta?'. Juzguen ustedes mismos: además de mantener el toque histórico que le dio el archiduque Luis Salvador de Habsburgo y las vivencias que esconden sus muros, el inmueble es un precioso palacete del siglo XIX de 1.000 metros cuadrados, diez dormitorios, un 'loft' y dos casitas con piscina ubicado en un lugar privilegiado desde el que contemplar el mar Mediterráneo.

No es la única propiedad de lujo en venta desde hace tiempo. No en vano a Mallorca la llaman la costa del oro. Sus casas cotizan al alza en el mercado inmobiliario, sobre todo en el internacional. En Alcudia está a la a venta por 57 millones de euros uno de los inmuebles más caros del panorama nacional. También este año ha salido al mercado 'Villa Jasmin', la casa en la que Florentino Pérez pasaba temporadas estivales junto a su familia en la urbanización Las Brisas, otro enclave paradisíaco con vistas al mar y al puerto de Andraxt.

Otra insigne, Tita Cervera, ha elegido, de entre su vasto patrimonio, su propiedad mallorquina, 'Ca I’indiano', para lograr liquidez. La baronesa, que apenas ha visitado la propiedad, busca un cliente que le compre su construcción de 1867 con reminiscencias italianas por un poco más de seis millones de euros.

Este tipo de propiedades tardan tiempo en venderse pero, como dicen los expertos, solo hay que tener un poco de paciencia. Es lo que ha ocurrido con el islote balear de 'S’Espalmador', propiedad del célebre arquitecto catalán Norman Cinnamond. Tras tres años de intensas negociaciones, incluso con el Consell de Formentera, la semana pasada se supo que, por fin, se ha cerrado la compraventa con unos clientes luxemburgueses. A partir de ahora, ellos serán quienes disfruten de este privilegiado espacio natural de 137 hectáreas y tres kilómetros de playas blancas y acantilado en medio del Parque Natural de Ses Salines en cuyas aguas fondean los yates de futbolistas, celebrities, empresarios... a pesar de las quejas de los ecologistas. Puede que no lo hayan visitado aún pero habrán visto su espectacular atardecer en la película ‘Lucía y el sexo’ de Julio Medem u ojeado alguna revista en la que algunos famosos, como Paris Hilton, se aplican sus barros. Y un dato más: aquí se casó de forma ilegal el modelo Mark Vanderloo con su compañera Robin Van der Meer.

Muy cerca, en el núcleo antiguo de Ibiza, se alza el Palacio Bardají, que pueden adquirir, pero solo si pagan en bitcoins. Si, han leído bien. Esta forma de pago tiene mucho que ver con la forma de enfocar la vida que tiene su propietaria, la alemana Mucki Braun, y su apuesta por cambiar el sistema bancario y monetario establecido. Mucki es una empresaria macerada a golpe de esfuerzo, trabajo y mucha intuición. Logró, desde abajo, hacerse con un boyante imperio hostelero y de ocio en la isla blanca. Después, su afición por la decoración, la llevó a lanzarse por las inversiones inmobiliarias. Su última joya es este inmueble construido en 1742 situado en el punto más alto de la ciudad. Tras una reforma, en el que cada detalle lo ha elegido la empresaria, la casa ha cosechado ya algún premio que bien merece los 1.850 bitcoins que pide por él.

Otro destino muy cotizado en este mercado de lujo es, sin duda, Marbella. En la ciudad malagueña está ubicada la que creemos que es la propiedad a la venta más cara en España. Se llama 'Casa Loriana', una mansión que puede adquirirse por la módica cantidad de 80 millones de euros. Su dueño es el magnate de la industria del embalaje anglo irlandés Michael Smurfit, quien la puso a la venta en 2011. Situada frente al mar en la Milla de Oro, cuenta con 4.000 metros cuadrados construidos en una parcela de 8.000, con piscina, casa de playa, casa para el servicio, acceso directo a la playa, gimnasio, habitación médica, ascensor, cascada de agua y hasta una gruta en la que perderse.

No olvidemos que en la ciudad malagueña se ubica La Zagaleta, un reducto de lujo de 230 villas con superficies que oscilan entre los 3.000 y 10.000 metros cuadrados valorados entre los 5 y 25 millones de euros. La famosa 'Milla de Oro' marbellí es, desde hace más de medio siglo, una de las ubicaciones más deseadas en la Costa del Sol entre algunas de las familias más ricas de toda Europa. Pero la ciudad que tuvo su edad de oro cuando Gracia de Mónaco paseaba entre sus blancas calles y tomaba un cóctel en el Marbella Club mientras los jeques árabes desplegaban sus séquitos está perdiendo a sus moradores más fieles. Recientemente Julio Iglesias ha puesto a la venta su paraíso marbellí: 450 hectáreas rodeadas de árboles centenarios y grandes jardines, con dos huertos y terrazas abiertas al Mediterráneo además de dos helipuertos, entre otros lujos caprichosos. 'Las Cuatro Lunas', como llama a su propiedad, cuenta con una casa principal que incluye una espectacular suite de 400 metros cuadrado, un estudio de grabación y otras tres residencias valoradas en 145 millones de euros.

Que Marbella ya no es lo mismo lo repite mucho la que fue la reina de la milla de oro marbellí, la eternamente bronceada Gunilla von Bismarck. La 'celebritie' decidió sacar a subasta el pasado mes de diciembre 'Villa Sagitario', la mansión con vistas a Gibraltar que llevaba más de dos años en venta por 50 millones de euros. El palacete tiene 2.700 metros cuadrados, helipuerto, doce habitaciones y trece baños, una biblioteca privada, amplios salones, una zona de cine con bar anexo, terraza de invierno, solarium y una piscina enclavada en un inmenso jardín. Según consta en la web de la casa de subastas Concierge Auctions, está aún pendiente de venta. También en la costa del Sol, en Estepona, puede adquirirse por doce millones de euros 'El Velerín', un cortijo en el que vivió apasionados romances el actor Stewart Granger, protagonista de ‘Scaramouche’, ‘El prisionero de Zenda’ o ‘Las minas del rey Salomón’. La mansión tiene siete habitaciones en 1700 metros cuadrados llenos de tesoros decorativos y arquitectónicos de viajes por el mundo.

Cierto es que ya no están Jaime de Mora ni Alfonso Hohenlohe, el príncipe artífice de aquella Marbella mítica plagadas de millonarios y fundador del Marbella Club. Sigue aún por allí Juan Antonio Roca, el cerebro del 'caso Malaya'. Su situación ha cambiado mucho. De aquel patrimonio que Forbes valoraba en 2.400 millones de euros solo le queda un piso. El resto de sus propiedades, repartidas por Murcia, Madrid o Ibiza, se expone a la venta en una web con la idea de saldar sus deudas con el juzgado. De sus propiedades en Marbella, localidad en la que ejercía de concejal de urbanismo, aún no se ha vendido una vivienda de unos 500 metros cuadrados en el edificio Poseidón, en pleno centro de la ciudad, y otra vivienda unifamiliar en el conjunto residencial 'La Alzambra', uno de los más exclusivos de la ciudad.

De Marbella a Asturias y Galicia

Desde que Carmen Franco Polo falleció el pasado mes de diciembre, su familia empieza a desprenderse de las propiedades del general Francisco Franco y Carmen Polo, su esposa. Primero han puesto en circulación el controvertido 'Pazo de Meirás' (cinco hectáreas y 1.200 metros de casa) por ocho millones de euros a pesar de que la Xunta lo reclama como Bien de interés Público. El siguiente en salir al mercado ha sido 'La Piniella', la residencia solariega asturiana de 300 metros cuadrados que heredó Carmen Polo de su familia en la localidad de San Cucao (Llanera). En esta casa el matrimonio disfrutó su luna de miel y pasó algunas de sus vacaciones mientras Franco se relajaba pescando salmones o, quien sabe, mientras buscaba soluciones a sus problemas de Estado.

En tierras segovianas se vende el castillo de Castilnovo por quince millones de euros desde que su propietario, José Gárate Murillo, presidente de la Fundación José Antonio Primo de Rivera, falleció en 2015. El inmueble, por el que paseó su desamor 'Juana la Loca' tras la muerte de su marido Felipe el Hermoso, dispone de 5.500 metros cuadrados de estilo gótico-mudéjar, 24 baños y 21 habitaciones con muros repletos de libros que guardan momentos históricos relevantes. Otra propiedad histórica que está a la venta desde hace unos meses es Villa Eugenia, la casa de Miraflores de la Sierra en la que el Premio Nobel de Medicina, Ramón y Cajal, pasaba sus temporadas estivales. Han sido sus herederos, los cinco hijos, quienes han colgado el cartel de ‘Se vende’ a este palacete de cinco plantas construida en 1920 por un poco más de cuatro millones de euros.

El Madrid más VIP

Ya en la capital la selecta zona residencial de Puerta de Hierro tiene a la venta algunas casas de apellidos conocidos. Es el caso de la casa del ex jugador y capitán del Real Madrid, Fernando Hierro, que salió a la venta en 2015 por 3,6 millones de euros aunque hace unos meses decidió bajarlo 700.000 euros. La vivienda, muy cerca de la residencia de Isabel Preysler o Marina Castaño, es una residencia de 900 metros cuadrados de siete habitaciones, con piscina, bodega, sauna y diseño de un estudio de arquitectura.

En la misma zona se vende la casa que la modelo Laura Ponte compartió con Beltrán Gómez Acebo, primo del rey Felipe VI, y sus hijas. La casa de 1.174 metros cuadrados y 275 de vivienda repartidas en dos plantas decorada con ese aire boho tan propio de Ponte se vende por 1.700.000.

Más esfuerzo y tiempo está costando vender la casa de José María Ruiz Mateos. Mientras su viuda Teresa Rivero, se enfrenta estos días a once años de prisión en la Audiencia Provincial de Madrid por haber defraudado diez millones de euros tras no haber declarado el IVA ni el IRPF del club durante los últimos tres ejercicios de su presidencia, el que fue el domicilio familiar sigue sin encontrar propietario. Situada en Somosaguas, otro reducto de lujo inmobiliario de la capital, el inmueble se mantiene intacto desde que un juzgado en 2014 ordenó al empresario abandonarla.

En esta casa de 1.700 metros cuadrados en una parcela de 7.000 crecieron los 13 hijos del matrimonio y se celebraron importantes reuniones empresariales de Nueva Rumasa. El gobierno de Felipe González intentó embargarla tras la expropiación del holding Rumasa, pero el empresario logró evitarlo escriturando la casa a nombre de Teresa. Años más tarde, Hacienda quiso recuperar con ella los millones adeudados por el procedimiento del Rayo Vallecano, pero fue la entidad BNP-Paribas Fortis quien se la quedó finalmente. La entidad intentó primero ejecutarla sin éxito y en 2013 la sacó a subasta pública. Tampoco lo consiguió. Su primer precio fue 3 millones de euros, aunque ahora se puede adquirir por 500.000 euros menos. Aunque varios compradores se han interesado por ella, ninguno ha cuajado.

En otro enclave aristocrático de Madrid, muy próximo al búnker de Florentino Pérez, se vende el hogar de la condesa de Romanones, Aline Griffith, por cuatro millones de euros. Aunque la residencia está para reformar, no hay duda que la zona en la que se ubica, en el Madrid de los negocios, es todo un lujo. No solo al actor Michael Douglas se le atasca la venta de su casa. También a la televisiva y carismática María Teresa Campos lleva intentando vender su chalet de Las Rozas, en la exclusiva urbanización Molino de la Hoz, desde 2015 por algo más de cuatro millones de euros.

Y ahí está, también pendiente de los posibles clientes, Carlos Lozano, el presentador de ‘Granjero Busca esposa’. Lozano quiere desprenderse de su moderno retiro de 1.600 metros cuadrados, dos plantas y vistas a la sierra de Navacerrada por 1.150.000 euros. Hay más, muchas de ellas en el mercado secreto inmobiliario. Hagan su ruta turística.

De Franco a Julio Iglesias: recorrido por casas, pazos y mansiones a la venta

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios