El Observatori Fabra recupera su aspecto original tras obras de restauración

El Observatori Fabra ha recuperado su aspecto original tras seis meses de trabajos que han servido para restaurar el estuco de la entrada, simular la piedra de Montjuïc, recuperar la cerámica original del perímetro de debajo de la cúpula y cambiar las 50 ruedas del mecanismo de rotación de la cúpula.

El Observatori Fabra recupera su aspecto original tras obras de restauración

Los trabajos son fruto de la alianza de la Obra Social La Caixa y de la Reial Acadèmia de Ciències i Arts de Barcelona por la conservación y divulgación científica del observatorio, ha informado la entidad bancaria este lunes en un comunicado.

El presidente de la Reial Acadèmia de Ciències i Arts de Barcelona, Ramon Pasqual, y el director del Área de Investigación y Conocimiento de la Obra Social La Caixa, Jordi Portabella, han presentado la restauración del cuarto observatorio más antiguo del mundo, que sigue activo y que fue declarado Bien Cultural de Interés Nacional en 2014.

Inaugurado en 1904, el edificio modernista es obra del arquitecto Josep Domènech i Estapà, y a sus 100 años se ha hecho una restauración en profundidad centrada en la cúpula y sus mecanismos, la fachada, las ventanas y el camino de acceso.

Pasqual y Portabella han presentado la restauración en el marco de la inauguración del programa 'Sopars amb estrelles' de divulgación científica de la astronomía, meteorología y sismología, que ha puesto en marcha su XIV edición.

En la cúpula, de diez metros de diámetro, se han reparado las placas metálicas que la forman y se ha repintado tanto por dentro como por fuera.

El motor que hace girar el telescopio se ha sustituido por un motor paso a paso que proporciona más fiabilidad, y la fachada principal se ha limpiado con áridos.

Además, se han renovado y sustituido 95 ventanas del observatorio, como las persianas, y se han sustituido las puertas exteriores, excepto la principal, que se ha restaurado.

HISTORIA DE JOSEP COMAS

El astrónomo Josep Comas fue el primer director del Observatori Fabra, y consiguió descubrir 11 asteroides --entre los que se encuentran Hispania, el primero descubierto en España-- y dos cometas.

Las observaciones meteorológicas sistemáticas y continuas se iniciaron en septiembre de 1913, de forma que se trata de uno de los pocos observatorios que disponen de cien años de observaciones continuadas, sin ninguna interrupción desde el mismo punto.

Además de la actividad científica, el observatorio tiene la misión de conservar el patrimonio arquitectónico formado por el edificio y su entorno, así como el patrimonio botánico, que recientemente se ha enriquecido con una guía que recoge 30 especies vegetales incluidas en un itinerario público.

Ahora en portada

Comentarios