Vivienda

Ventajas y desventajas de comprar un piso de segunda mano a reformar

Si alguna vez habías pensado adquirir una vivienda para mejorarla haciendo obras y venderla hay una serie de inconvenientes a tener en cuenta.

¿Merece la pena comprar una casa para reformarla?
¿Merece la pena comprar una casa para reformarla?

Comprarse un piso para reformar puede ser una hazaña o un gran caos. Todo depende de cómo te tomes la hazaña de tener que llevar a cabo toda una serie de importantes obras en la vivienda antes de venderla. Como todo, tiene sus puntos positivos pero, también, una serie de desventajas que es mejor tener en cuenta antes de haber adquirido el inmueble.

Ventajas de comprar un piso para reformar

La principal ventaja que tiene comprar una casa que necesita una reforma es el precio. Si la vivienda está en mal estado y necesita obras importantes, los propietarios estarán dispuestos a deshacerse de ella a un precio más económico. Sin embargo, que el piso resulte barato no nos debe cegar ya que a ese precio hay que sumar lo que nos costará su reforma y adecuación.

Una reforma integral nos brinda la posibilidad de amoldar y decorar la vivienda a nuestro gusto. Que no nos gusta un tabique, lo tiramos. Que hay un suelo feo, ponemos otro que se adecúe más al estilo que queremos imprimir en la casa. Las posibilidades son infinitas y el límite de nuestra creatividad está en nosotros (o en el presupuesto de que dispongamos).

Sobre el tema fiscal también tenemos varias ventajas a las que acogernos. La más interesante es la de las subvenciones: hoy en día existen ayudas para subvencionar reformas de edificios y viviendas

Por otra parte, los impuestos que pagaremos por una vivienda de segunda mano serán más bajos. Este tipo de impuestos en nuestro caso se calcularán sobre el valor de inmueble y no con el de escritura, lo cual nos saldrá más barato a la larga.

Además, gracias a las reformas que hagamos podremos revalorizar nuestra casa. Podremos utilizar materiales sostenibles, dotarle de nuevos aislamientos... detalles que permitirán incrementar nuestro margen de beneficios en la venta. 

Desventajas de adquirir una casa para reformar

Al igual que hay muchos beneficios al comprar un piso a reformar también nos encontramos con varias desventajas que nos pueden echar para atrás a la hora de tomar una decisión.

De nuevo el precio vuelve a ser un tema importante, ya que puede jugar a nuestra contra si las reformas que tengamos que hacer elevan mucho su presupuesto. No nos merecerá la pena comprar una casa si esta se cae a pedazos y debemos invertir grandes sumas de dinero en reformarla.

Los permisos y las tasas de reformas también son una desventaja y es que quizás la comunidad de vecinos no nos deje realizar los cambios que queremos o nos encontremos con ordenanzas municipales que nos lo impidan.

Por último, hay que tener en cuenta el factor humano de la reforma, ¿estamos preparados para hacer una reforma con el quebradero de cabeza que esta conlleva? Hay que reflexionar mucho antes de aventurarse a hacer una reforma con el nivel de estrés que supone. Si nuestro ritmo de vida no nos lo permite, es mejor dejar este negocio a un lado. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios