Martes, 17.09.2019 - 06:11 h
Acuerdo privado

Contrato de arras: ¿qué es y qué papel juega en la compra de una vivienda?

Comprador y vendedor acuerdan la entrega de una señal como garantía del cumplimiento de una obligación.

Recurso de edificio, compraventa, alquiler, se vende, se alquila, vivienda, piso
Contrato de arras: ¿qué es y qué papel juega en la compra de una vivienda? / EP

El mercado inmobiliario actual, con gran demanda y precios muy elevados, hace que muchas personas dejen apalabrada la compraventa de una vivienda. Sin embargo, la adquisición de un inmueble es una decisión importante y que requiere de un gran desembolso, por lo que muchos deciden firmar un contrato de arras, con vigencia hasta la firma del contrato, de manera que si una de las partes se echa para atrás, la otra quede compensada.

En concreto, el contrato de arras es una señal entregada como garantía del cumplimiento de una obligación. Se trata de un acuerdo privado por el cual el comprador entrega una cantidad de dinero como garantía del derecho de compra, a cambio, el vendedor deberá cumplir con las condiciones de venta acordadas.

Tres modalidades

Al firmar este tipo de contrato existen tres modalidades que implican tres obligaciones y consecuencias diferentes: confirmatorias, penales y penitenciales. Las arras penitenciales son las que más flexibilidad dan a las partes, ya que en caso de rescindir el contrato únicamente tendría que responder con el importe de la garantía. Es decir, si fuese el comprador quien rescindiera el contrato perdería la cantidad abonada al suscribir el contrato de arras, y si fuese el vendedor tendría que abonar el doble de esa cantidad.

En el caso de las arras penales, son similares a las anterior ya que si una de las partes decide echarse para atrás la parte perjudicada recibirá la indemnización de la garantía, pero además, puede exigir el cumplimiento forzoso del contrato, es decir, que finalmente se lleve a cabo la compraventa.

Por último, las arras confirmatorias, como su nombre indica, sirven para confirmar la operación de compraventa, es decir, el importe de garantía es una parte del pago del precio total. La principal diferencia con las anteriores es que la indemnización, en caso que una de las partes no cumpla el contrato, no tiene que coincidir con el importe de la garantía. Cuando una de las partes decida rescindir el acuerdo, la otra puede exigir el cumplimiento o resolución del contrato, además de la indemnización que considere por los daños sufridos. El importe será determinarlo un juez.

El contrato de arras se realiza antes del contrato de compraventa, pero deberá contener información similar. Como regla general deberá especificar la información personal tanto del comprador como del vendedor, información de la vivienda, incluidas las cargas económicas que pudiera tener, la fecha límite para llevar a cabo la compraventa y el precio acordado, la repartición de los gastos de la operación y la señal entregada como garantía en el contrato.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios