Corredor asegura que el esfuerzo para comprar una casa es infinitamente menor a hace un año

  • Madrid.- La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, aseguró hoy que el esfuerzo que tiene que hacer una familia para comprarse una vivienda es "infinitamente menor" al de hace apenas un año, lo que achacó a la bajada del precio del dinero y a que la oferta y la demanda de casas se está equilibrando.

Corredor asegura que el esfuerzo para comprar una casa es infinitamente menor a hace un año
Corredor asegura que el esfuerzo para comprar una casa es infinitamente menor a hace un año

Madrid.- La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, aseguró hoy que el esfuerzo que tiene que hacer una familia para comprarse una vivienda es "infinitamente menor" al de hace apenas un año, lo que achacó a la bajada del precio del dinero y a que la oferta y la demanda de casas se está equilibrando.

"Con un interés bajo y una hipoteca que les permite vivir tranquilamente y sin estar agobiados a fin de mes, las familias pueden tomar la decisión de comprarse una casa tranquilamente", dijo la ministra, que subrayó que ahora nadie va a comprar pisos "como churros" si no lo necesita para vivir, "que es lo que pensamos que debe ser".

En una entrevista en Tele 5, Corredor explicó que las estadísticas revelan que el sector de la construcción tiende a estabilizarse y que no está paralizado.

Apuntó que en el segundo trimestre del año la venta de viviendas aumentó un 8 por ciento respecto al primer trimestre, a lo que añadió que cada vez se están dando más hipotecas.

"La imagen que tenemos del mercado inmobiliario es de parálisis, pero en los últimos doce meses se han vendido casi medio millón de viviendas", dijo Corredor, que apuntó que los estudios sociológicos señalan que la demanda de los ciudadanos ronda entre 350.000 y 400.000 viviendas.

Estamos dentro del equilibrio de la oferta y la demanda y hay que evitar volver a un mercado que produzca más del doble de viviendas de las que se necesitan para vivir, que es lo que ha provocado la burbuja, aseveró la ministra.

El objetivo es que los precios suban en línea con el IPC, apuntó Corredor.

Según datos del Banco de España, las familias españolas que adquirieron una vivienda en el segundo trimestre de 2009 destinaron el 31 por ciento de sus ingresos brutos anuales a esa compra, nueve puntos menos que el mismo periodo de 2008, cuando dedicaron el 40,3 por ciento.

Mostrar comentarios