Jueves, 25.04.2019 - 14:36 h
Economía

Criptomonedas, qué son y cómo funcionan

Las criptodivisas suponen una forma de dinero virtual basado en la tecnología blockchain con una implantación global, de momento, lejana.

Criptomonedas, el pujante dinero virtual
Criptomonedas, el pujante dinero virtual / Freepik

Aunque parezca un concepto reciente y desconocido, las criptomonedas llevan más de dos décadas en circulación. Se trata de divisas globales y virtuales, mucho menos susceptibles a la economía o política de un país concreto y, por ello, están fuera del control de los gobiernos e instituciones financieras.

Existe una gran variedad de criptomonedas, pero las que tienen una mayor capitalización en los mercados son Bitcoin  y Etherium, cada una con sus propias características y aplicaciones.

Estas monedas se pueden intercambiar y operar como cualquier otra divisa tradicional, pero según los expertos no pueden sustituir al dinero en efectivo, puesto que no son aceptadas en todo el mundo.

¿Cómo funcionan las criptomonedas?

Su funcionamiento se basa en la tecnología blockchain o cadena de bloques, libros digitales que registran las transacciones de una criptodivisa entre dos partes. Estas transacciones forman agrupaciones conocidas como "bloques", que a su vez se codifican y se vinculan unos a otros.

Esta información registrada en las cadenas de bloques se almacena en millones de ordenadores y está abierta para todo el mundo, en lugar de almacenarse en un solo lugar. Esto hace que el proceso sea transparente, sin poder realizar modificaciones, sin puntos débiles vulnerables al error humano o informático. Una vez que los datos son verificados, ya no pueden ser editados sin el consenso de la mayoría de la comunidad.

Este tipo de dinero se obtiene a través de la “minería” y los “mineros" de criptomonedas con el objeto de validar las transacciones de los usuarios, y para ello necesitan dominar determinados algoritmos así como disponer de suficiente potencia de proceso en los ordenadores en los que realizan su actividad.

Las criptomonedas poseen una inflación controlada, ya que está estipulado de antemano cuántas monedas se crearán y su velocidad de emisión al mercado.

La forma más sencilla de intercambiar Bitcoins es a través de las casas de cambio, plataformas exclusivamente digitales que actúan de forma análoga a como lo hacen las oficinas de cambio de divisas en el mundo real.

En el corto plazo no está prevista su implantación total, ya que según los expertos una moneda virtual supondría una completa revisión de la actual infraestructura económica de los mercados.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios