Sábado, 25.05.2019 - 09:50 h
La reconversión de la Fábrica de Armas de A Coruña

De los fusiles para el Ejército de Franco a polo tecnológico como el MIT de Boston

Defensa rescata la concesión y estudia cederla a la Universidad para instalar un centro similar al Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Fábrica de Armas de La Coruña
De fábrica de los fusiles Máuser para el Ejército de Franco a polo tecnológico. / Archivo

En 1937 el Ejército sublevado contra la República creó una fábrica de armas en A Coruña porque carecía de suministros en la zona. En ella se ensamblaron y construyeron los míticos fusiles Máuser para las tropas  de Franco y luego, ya en democracia, siguió fabricando armamento para Defensa dentro de la Empresa Nacional Santa Bárbara. La privatización del Gobierno de Aznar de la compañía y su venta a General Dynamics, que dejó la actividad en 2013, y la posterior concesión de la planta coruñesa a Hércules de Armamento por parte del Ejecutivo de Rajoy fueron un fiasco y Defensa inició tras el verano de 2108 el rescate de la concesión de la Fábrica de Armas. Ahora, hay un proyecto, liderado por la Universidad de A Coruña, para ‘reconvertir’ la planta en un polo tecnológico y de innovación e, incluso, un 'macrohospital'.

De los 301.000 metros cuadrados de la parcela de Defensa, 17.000 los cedió ya al Ayuntamiento de A Coruña y los vecinos disfrutan de piscina y área de esparcimiento, de forma que el proyecto de la Ciudad de las TIC que abandera la Universidad solo ocuparía 90.000 metros cuadrados. Pero el apoyo al plan, que cuenta con el espaldarazo del Ayuntamiento y de las empresas tecnológicas de la región, no acaba de definirse por parte de la Xunta de Galicia. La Universidad pretende que el polo tecnológico "esté en marcha en 2020" y sea similar al "al University Park impulsado por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) de Boston, donde se concentran centros de investigación universitarios y empresas de alto desarrollo tecnológico".

Eso sí, la Universidad ha confirmado esta misma semana a La Información que dicho polo tecnológico, que vendría a suponer una inversión cercana a los 20 millones de euros, "debe contar con financiación de las propias empresas". La Universidad asegura que hay más de 15 compañías interesadas en el proyecto, "y las instituciones públicas".

Un portavoz oficial del Ministerio de Defensa asegura que "el 4 de marzo, el Ministerio de Defensa recibió una solicitud de la Universidad de A Coruña para el inicio de los trámites necesarios para la concesión del uso de los terrenos de la fábrica de armas a su favor". Y que "existe un especial interés en ubicar en estos terrenos, y en colaboración con otras instituciones (Ayuntamiento y Diputación de A Coruña, Xunta de Galicia) y empresas privadas (Clúster de las TIC de Galicia), un polo industrial dedicado a las tecnologías de la información y de la comunicación".

Defensa deja entrever que está a favor del proyecto, pero con condiciones. "El Ministerio es sensible a los intereses de la población coruñesa y está trabajando en la viabilidad de este proyecto que podría acometerse mediante el otorgamiento de una concesión demanial a favor de la Universidad, que deberá contar con un plan de viabilidad y una propuesta de plan de empleo", por ejemplo, para los 62 trabajadores que se quedaron en la calle, tras varios meses sin cobrar con el fiasco de Hércules de Armamento y la retirada de la concesión por parte de Defensa. Todas las partes implicadas en el proyecto coinciden además que el mismo sería un "balón de oxígeno industrial" para una comarca que ha sufrido, en los últimos meses, duros reveses como el de la zozobra de la planta de Alcoa.

La gestión de Hércules de Armamento, sin apenas pedidos (115.000 euros en 2017) fue un auténtico disparate e incluso Defensa tuvo que retirarle la licencia de fabricación de armas por carecer de seguridad. El pasivo de Hércules de Armamento alcanza los 6 millones de euros, con deudas con las empresas de luz y agua, los trabajadores, la Seguridad Social e incluso dejó de pagar el canon a Defensa por la utilización de la planta, 250.000 euros, que el Ministerio solo recuperó gracias a los avales depositados en su día por la compañía y que ascendían a 400.000 euros. Y la Universidad ya ha dejado claro que "antes de echar adelante el nuevo proyecto hay que dejar zanjadas las deudas de la anterior empresa, que no vamos ni podemos asumir".

La Universidad y el Ayuntamiento coruñés, presidido por el miembro de la marea Atlántica, Xulio Ferreiro, hablan de que la iniciativa, que mantendría la actividad industrial en la planta, "responde a las necesidades de las propias empresas del sector dispersas ahora por todo el entono y que en ese parque convivirían con la Universidad y los centros tecnológicos asociados en un proyecto a largo plazo, a partir de una concesión de 50 años por parte de Defensa”.

La actividad de la Ciudad de las TIC se concentraría en cuatro áreas de actuación: Industria y servicios; 'live societes'; 'Bio digital' y plataforma de software, que abarcan la inteligencia artificial, los dispositivos conectados, salud digital y servicios sociales, procesos digitales, computación cuántica… La Fábrica de Armas de A Coruña, de los fusiles Mauser para Franco al mundo de la industria 4.0. De momento, Defensa y la empresa a la que se le ha retirado la concesión, Hércules de Armamento, verifican y hacen inventario de las instalaciones y el estado de las mismas. Es el primer paso para la reconversión. 

Ahora en Portada 

Comentarios