De Guindos saca adelante la ley de refinanciación que creará 200.000 empleos

  • El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha conseguido hoy un amplio apoyo de la mayoría de grupos parlamentarios para sacar adelante en el Congreso la ley de refinanciación de empresas, que servirá para crear unos 200.000 empleos netos hasta 2017 y contribuirá al crecimiento económico.

Madrid, 20 mar.- El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha conseguido hoy un amplio apoyo de la mayoría de grupos parlamentarios para sacar adelante en el Congreso la ley de refinanciación de empresas, que servirá para crear unos 200.000 empleos netos hasta 2017 y contribuirá al crecimiento económico.

En concreto, la previsión del Gobierno es que la norma permita incrementar el PIB de España entre un punto y un punto y medio en los tres próximos años, según ha desvelado De Guindos durante su intervención en la Cámara Baja para defender el texto, aprobado con 287 votos a favor y ni uno solo en contra.

Una veintena de diputados de Izquierda Plural y el Grupo Mixto se han abstenido en la votación.

Ahora el real decreto ley de medidas urgentes de refinanciación y reestructuración de deuda empresarial se tramitará como proyecto de ley por el procedimiento de urgencia para incluir mejoras.

A juicio del ministro, se trata de una norma "fundamental" para el crecimiento económico y del empleo y que tiene como objetivo principal la supervivencia de empresas viables, pero altamente endeudadas.

Además, "llega en un momento importante" para España, que afronta una recuperación suave, que el ministro de Economía ha insistido en "alimentar para que sea real".

La crisis financiera en España, ha recordado, tuvo un componente diferencial al resto de países por el elevado endeudamiento de las empresas que, aunque ha ido cayendo en los últimos años, hay que seguir reduciéndolo en unos 300.000 millones de euros.

Ha insistido en que el Fondo Monetario Internacional y la Comisión Europea ya advirtieron en varios informes de que el endeudamiento es uno de los principales obstáculos para el crecimiento de España.

Por eso el Consejo de Ministros aprobó el pasado 7 de marzo el real decreto que reforma parte de la ley concursal, facilita acuerdos de financiación, quitas y aplazamientos de pagos, y ofrece la posibilidad de convertir la deuda en capital.

Durante su debate en el Pleno del Congreso, el diputado y ex ministro socialista Jesús Caldera ha justificado el voto a favor de su grupo parlamentario porque el espíritu de la norma les parece positivo y además, consideró que si se tramitaba como proyecto de ley, facilitaría que pudieran sumarse más apoyos y mejorarlo.

Y es que como otros grupos, el PSOE considera que la norma debe extenderse a pymes, personas físicas y familias.

De la misma manera, el diputado de UPyD Álvaro Anchuelo ha dado su voto a favor, pero ha criticado que la norma debe extenderse a personas físicas, pymes, y consumidores, idea compartida por Josep Sánchez i Llibre, de CiU, que cree es "una de las más relevantes que se han traído a la Cámara", pues busca salvar muchas empresas y mantener el empleo.

El mismo aspecto que ha destacado el diputado del PNV Pedro Azpiazu, que condicionó su voto a favor a que la norma se tramite como proyecto de ley, al igual que La Izquierda Plural.

Y es que según el diputado de este último grupo Joan Coscubiela, aunque comparte el espíritu de la norma, considera que contiene "errores" que ahora, en su tramitación, se pueden subsanar.

También la diputada del Grupo Mixto Olaia Fernández Davila ha dicho que su formación reconoce aspectos positivos del texto, pero también negativos, ya que echan en falta más medidas que profundicen en los problemas de financiación.

Por último, desde el PP, Vicente Martínez-Pujalte ha puntualizado que la norma "no será mano de santo", pero ayudará a empresas viables, competitivas y que tienen productos, a que por las deudas financieras no estén abocadas a la liquidación. EFECOM

mtd/mbr/son

Mostrar comentarios