Martes, 19.11.2019 - 23:52 h
El fin de la 'Oficina Económica' de Ciudadanos

De Quinto desbarata la red de asesores económicos de élite de Garicano y Roldán

La marcha de Garicano a Estrasburgo y la salida deRoldán y Francisco de la Torre desarman la conexión de Cs con el 'establishment' académico.

Fotografía equipo económico Ciudadanos / EFE
El equipo económico de Ciudadanos antes de la salida de Roldán y De la Torre. / EFE

En su día se llegó a hablar de 'dream team'. Al calor del fichaje de Luis Garicano, uno de los economistas españoles con mayor reputación dentro y fuera de nuestras fronteras, y de la incorporación de otras personalidades como Toni Roldán y el inspector de Hacienda Francisco de la Torre, Ciudadanos se posicionó en el espectro político como la gran esperanza blanca de la nueva 'inteligencia económica', alejada de las recetas tradicionales de los dos grandes partidos y posibilista respecto a la implantación de nuevas soluciones nunca antes ensayadas. Se empezó a hablar de contrato único, de la 'mochila austriaca', de complementos salariales para las rentas más bajas, de simplificar el IRPF, de impulsar la FP dual o del tipo único del 20% en el Impuesto de Sociedades.

Una parte no pequeña de la Academia observó entonces en Ciudadanos, un partido joven y que se definía abiertamente como liberal, la plataforma idónea para dar cauce a muchas de las ideas sobre las que se llevaba tiempo trabajando en el plano teórico, pero que se topaban de bruces con el monolitismo de los programas de los grandes partidos. Aprovechando esa percepción favorable, Garicano, Roldán y De la Torre aprovecharon sus contactos en el mundo académico y profesional para construir una red de una treintena de expertos en diferentes materias que desde 2015 han venido colaborando más puntualmente o más intensamente, según los casos, en la definición de las propuestas del programa económico de la formación naranja.

La red se materializó en un chat de whatsapp con el título 'Oficina Económica' en el que estaban, además de los promotores de este grupo de conocimiento, algunos diputados más del área económica de Ciudadanos, el grupo de media docena de jóvenes economistas que la formación naranja fichó como asesores en la XII legislatura y alrededor de una treintena de expertos de diversas procedencias -desde despachos de asesoría fiscal a institutos de análisis, como Fedea, o centros académicos como la London School of Economics- que participaban de forma más o menos activa en los debates que en el mismo se abrían, según revela uno de los miembros del chat.

El grupo funcionó con normalidad hasta el pasado verano cuando afloró en toda su magnitud la quiebra interna desencadenada en Ciudadanos a cuenta de la audaz estrategia electoral marcada por Albert Rivera de cara a las elecciones generales del 28-A, que, según los críticos, dinamitó cualquier opción de gobierno con el PSOE en la negociación post-electoral. Las tormentosas salidas de Toni Roldán y Francisco de la Torre, el alejamiento real (y virtual) de Luis Garicano del núcleo de decisión del partido tras su elección como eurodiputado en Estrasburgo y el fichaje de Marcos de Quinto como nuevo referente económico de la formación naranja han desactivado primero y liquidado después la red de conocimiento económico tejida en el cuatrienio anterior, según confirman fuentes conocedoras de la situación.

"La Oficina Económica que se creó en su día se ha desmantelado como tal", aseguran estas fuentes. "Los puentes con el mundo académico se han roto, ahora la iniciativa económica del partido va por otro lado". El nuevo equipo económico de Ciudadanos no sólo ha soltado amarras con la élite académica, también ha recortado el grupo interno de asesores en materia económica construido por Luis Garicano y Toni Roldán a partir de jóvenes talentos captados de su etapa académica. Según las fuentes consultadas, de los seis técnicos que había en la 'era Roldán' solo queda uno, en esta nueva etapa dirigida por Marcos de Quinto.

Menos teoría y más economía real

Una de las claves que el actual responsable económico de Ciudadanos ha manejado en el seno del partido es su acercamiento al mundo de la empresa, sobre todo a los grandes grupos que cotizan en el Ibex 35 y cuyos responsables nunca han desechado a la formación de Rivera por el mensaje de estabilidad que supondría una alianza pactada con el PSOE. Esa era la opción mejor valorada por los empresarios y, a pesar de las caídas que todas las encuestas dan al partido, es todavía una posibilidad muy valorada, aún cuando según fuentes cercanas al partido la estrategia de alejamiento del PSOE cultivada por Albert Rivera en los últimos meses ha decepcionada al mundo de la gran empresa.

Fuentes cercanas al partido aseguran que en los últimos meses, cuando todavía estaba bloqueada la relación con los socialistas, Marcos de Quinto ha sido el gran organizador de encuentros de la cúpula de Ciudadanos con grandes empresarios españoles. Albert Rivera y su gabinete más cercano (Villegas y Arrimadas ahora) han podido tomar contacto y conocer las inquietudes de la élite empresarial de la mano del expresidente de Coca Cola, para adaptar las medidas de su programa también a ese nivel.

Según ha anunciado el propio Marcos de Quinto, la formación naranja presentará muy pronto un paquete de medidas económicas centradas sobre todo en el mundo de la empresa, tanto en lo que respecta a la promoción de los autónomos, como para dar seguridad y estabilidad jurídica y económica a los grandes inversores que apuestan por la economía española. En ese paquete, De Quinto apostará por el gran aumento de competitividad que puede traer una apuesta decidida por la digitalización de las compañías, así como de la cualificación de los trabajadores y la adaptación de su formación a las necesidades empresariales. Junto a ello, el plan intentará atajar la proliferación de la economía sumergida en España, por entender que es una de las grandes lacras que resta eficacia al resto de las empresas y supone ya un 20% del PIB del país.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING