Presidente de Henneo y WAN-IFRA

De Yarza: "Los gobiernos deben estar a la altura con los medios de comunicación"

De Yarza: "Los gobiernos deben estar a la altura con los medios de comunicación". / Henneo
De Yarza: "Los gobiernos deben estar a la altura con los medios de comunicación". / Henneo

Fernando de Yarza, presidente de Henneo y de la Asociación Mundial de los Editores de Prensa (WAN-IFRA), no ha dejado de insistir en los últimos días en la dramática situación que se está viviendo en la sociedad por la emergencia mundial sanitaria y, en concreto, en la afectación que la crisis está teniendo en los medios de comunicación. En una entrevista con Radio Huesca, afirmaba este lunes que los gobiernos deben estar a la altura de las circunstancias para garantizar el ejercicio de un servicio público frente a las 'fake news' que circulan por redes sociales.

Como medios de comunicación, lo primero es el servicio público al que estamos obligados.

En estos momentos, especialmente, los ciudadanos acuden a nosotros para buscar información veraz y fiable, las redes sociales procuran mucho entretenimiento, pero también muchas 'fake news'. Una vez más, los medios de comunicación, la prensa, la radio y la televisión, nos hemos convertido en ese refugio de información rigurosa que los ciudadanos necesitan más que nunca.

¿Después de esto la sociedad dará el valor que tienen a los medios de comunicación? Nos seguiremos informando a través de los medios serios, con periodistas serios.

Primero déjeme que, al igual que hacemos con los sanitarios que están en primera línea, rinda un homenaje también a los periodistas que estáis ‘dando la cara’; a toda la cadena industrial de técnicos, impresores, distribuidores-repartidores y también a los vendedores de prensa, muchos de ellos gente mayor, y que más del 92% de ellos están abiertos y ‘dando la cara’. Yo creo que, como en todas las grandes ocasiones en este país - fue en el pasado, está siendo ahora y será en el futuro, como tú decías, si sobrevivimos- será así. Porque los medios de comunicación estamos atravesando ahora el dilema, de que al igual que otras empresas han hecho ERTES y han cerrado, aquí un número muy importante de compañeros estamos trabajando, teletrabajando, los que podemos, pero los ingresos se han desplomado. Por eso, sí que me gustaría que nos siguiéramos sintiendo orgullosos de los medios de comunicación, si sobrevivimos. Se necesita que se habiliten líneas de financiación para pasar esta travesía en el desierto, que va a ser muy dura y donde las instituciones, especialmente, los gobiernos van a retratar la calidad democrática y la convicción que tienen con la libertad de prensa. Veremos países que apoyan a sus medios y será un indicativo de su compromiso con la libertad de prensa y veremos otros que no darán la talla.

¿Qué espera al respecto un gesto del actual gobierno?

Así se lo hemos trasladado y la semana pasada se hizo de forma conjunta, radios, televisiones y periódicos. No condiciona la independencia, en absoluto, se está ayudando a todos los sectores. Para que se hagan una idea, el de la prensa ocupa a más de 36.000 personas directamente y 160.000 indirectamente, son 200.000 familias que viven de él. Además de un servicio público, los medios privados somos también una realidad económica dependiente de unos ingresos que ahora han desaparecido. Si no cuidamos ese ecosistema, nuestro sistema democrático se va a ver muy empobrecido. Espero y deseo que el Gobierno esté a la altura de las circunstancias. Va a ser un termómetro del compromiso democrático de los distintos gobiernos y el nuestro debe de estar ahí.

Si los medios pierden, pierden en su cuenta de resultados, pierden trabajadores y la sociedad pierde democracia, pierde libertad.

Los medios son uno de los mejores termómetros de la calidad democrática de un país. Por ejemplo, cuando uno analiza los países escandinavos que tienen una tasa de lectura de diarios o de audiencias de radios muy altas, sus democracias son plenas, la calidad de vida de sus ciudadanos es altísima… La direccionalidad que hay entre calidad, independencia y pluralidad de medios y calidad de vida de ciudadanos y calidad democrática de un país es absolutamente proporcional y directa. Invertir en sostenibilidad de medios es invertir es calidad democrática.

Mostrar comentarios